Música

Javiera Mena: el espejo o la verdad

Ahora con el trip del COVID-19, todos hemos estado inmersos en el pánico, en el futuro próximo y preguntándonos qué pasará con la humanidad. Sin embargo, creo que deberíamos aprovechar esta cuarentena para preguntarnos ¿qué pedo con nosotros? Es por ello, que les quiero compartir este disco de mi colección: Espejo (2018) de Javiera Mena.

Javiera Mena, puedo aventurarme a aseverar, es la reina pop chilena.

Del 2010 a la fecha lanzó otros dos discos, Mena (2010) y Otra era (2013), ambos producidos por Cristián Hayne y en los cuales habla de un amor ambiguo, que con ayuda de lo audiovisual lo dirige al lésbico. Sus canciones en general, tienen una atmósfera mística electrónica, donde la introspección y la exposición de los sentimientos son base en sus lyrics. Todo este trabajo le valió para que en el 2019 le otorgaran el premio Maguey Icono Queer en la 34º Feria Internacional de Cine en Guadalajara.

Espejo es rico. Encuentro en él mucha carga simbólica, puede comparar algunas de sus letras con poesía española; hay en este algunas metáforas haciendo uso de Pitágoras y una de sus teorías; otra referencia literaria feminista clave para entender nuestro propio juicio y así negociar en el amor; y claro, el espejo mismo, ese objeto místico lleno de imágenes donde se revela la verdad.

Dentro de ti, es la primer pista y habla sobre esta dualidad entre superficialidad e interiorismo. Hay personas que se entregan completamente a una experiencia del consumo y el viajar, que como dice Cándido “viajar ilustra”, pero creo que te enseña cosas del mundo exterior, no hay una experiencia en introspección:

Viajas a mundos lejanos, rodeado de alto arte
Tú que tanto, tanto aquí ganaste
Yo te quiero preguntar, si tú has viajado
A tu interior

Fuiste dentro de ti, mucho más lejos
Muy dentro de ti, fuiste a tu universo

Esto me recuerda a la tradición española de lo místico y sumergirte en ti mismo. Si me voy por ejemplo a los 1500, Santa Teresa de Jesús pronunciaba estos versos: Vivo sin vivir en mí/, y de tal manera espero /que muero porque no muero. Estas líneas refieren al concentrar mente y cuerpo a las cosas banales, y renunciar a las bondades del alma. Vayamos al siglo de oro español (siglo XVII) donde Lope de Vega dice: A mis soledades voy/ de mis soledades vengo/ que para andar conmigo / me bastan mis pensamientos; en cuyos versos encontramos esa actividad que ahora es casi imposible realizar por la inmediatez y las redes sociales, pensar en solitario y estar consigo mismo. Por último regresemos al siglo pasado con un versazos de Pedro Salinas: Sí, por detrás de las gentes te busco. /No en tu nombre, si lo dicen / no en tu imagen, si la pintan. / Detrás, detrás, más allá; aquí aunque algo romántico, se adapta muy bien al hablar de esa cosa inmaterial dentro de nosotros que realmente nos define, sería uno de los objetivos de sumergirse en uno mismo y encontrarnos.

Espejo:

Llegaste a la gran orilla lamiendo tu herida
Del lago que te conecta a la inocencia
Ha llegado el momento de meterte más allá
En las aguas más profundas de la conciencia

En esta primera estrofa puede referirse al mito de Narciso donde este se acerca a un estanque de agua, se enamora de su imagen y se acerca para concluir el encuentro con un beso: se sumerge a la verdad. Ese es la principal carga simbólica que tiene el objeto tan valioso hace siglos. Según el diccionario de símbolos de Chevalier, este refleja la verdad, la sinceridad, el contenido del corazón y de la conciencia; también es un signo lunar y femenino. Entonces: 

Y si el universo se mira y sólo ve la verdad
¿Por qué te cuesta tanto poner tus emociones?
En el espejo
De la vida
Cuando sólo existe la verdad

Esta canción se complementa con la antes comentada, y nos invita de nuevo a vernos y exteriorizar lo que realmente somos, dejar salir nuestras emociones, a no tener miedo de exteriorizar ese amor hacia el otro sin miedo a los prejuicios sociales y culturales en nuestro contexto.

Alma es una balada suave en la cual Javiera nos invita a estar en soledad. Momento fundamental para conectar con uno mismo. Marcela Lagarde en su libro “Claves feministas para la negociación en el amor” acota que a la mujer se le inculca el miedo al abandono y con ello ser dependientes de alguien, por tanto hay terror de la soledad. Sin embargo es el tiempo que una tiene para dudar y reflexionar sobre lo que una en verdad quiere para fortalecerse:

Hoy estoy aquí en mi vida, sola
Y es difícil aceptar que siempre estuve sola
Pero ya aprendí que de la orilla es difícil saltar
Pero me lancé
Me atreví a nadar
Y estoy en medio de la hermosa soledad

Solo en soledad podemos reafirmar nuestra individualidad y no ser seres dependientes. Lagarde dice que no es lo mismo hacer vínculos con personas, que ser parte de ellas. Por ello, uno decide o se define como quiere, y puede crear esos lazos con base a las necesidades que uno se auto procura encontrar.

Aire es de mis favoritas por la metáfora que utiliza para musicalizar los lazos entre las personas. Aquí hace mención de la teoría de “La música de las esferas” de Pitágoras, donde se propone que en el universo hay sonido y que entre cada planeta, su distancia y tensión, las esferas dan una nota musical entre sí. Así pasa con las personas a nuestro alrededor, entre nosotros hay un hilo que de algún modo nos ata y formamos estos lazos y tensiones, de los cuales podemos o no combinar armónicamente:

No importa si hablamos unas simples palabras
Es la música de las esferas
Está en el aire
Y se queda en el aire
Respira, aire, ieh-ieh-ieh-ah-uh (es la música de las esferas)

Me recuerda a la canción “Love is in the air” haciendo alusión al amor. Está en el aire y se queda ahí suspendido, podemos sentirlo y a la vez no. Aquí sería preguntarnos…

¿Qué música, nota musical emanamos al exterior?

La última canción en la que me detendré es Escalera. Es la canción con la letra más corta, pero con un título con carga simbólica. Este objeto que vemos en el juego tradicional de lotería mexicana, según Chevalier es la progresión hacia el saber, ascensión al conocimiento y la transfiguración, transformación que implica un cambio de forma tal que revela su verdadera naturaleza. 

Una escalera / Al infinito.

Estas pueden ser de forma ascendente y si su forma es de espiral puede simbolizar la búsqueda de Dios, un principio, un amor, un arte, la conciencia o el yo propio del ser que está en curso de ascensión. Mientras que su “negativo”, el camino descendente, que puede significar tanto el sumergirte en el inconsciente, como el poner los pies sobre la tierra. Una vez más, Javiera insiste en la reflexión con un mismo.

El disco en general contiene un pop muy refinado, entre baladas, una pizca de reguetón y la especialidad de la casa, una sopa de sintetizadores para levantar. Ritmos que nos subirá y bajará por la escalera de la que Mena habla. 

Gracias a la FICG y las fechas de la marcha LGBT, todo congenió para que la artista se presentara por primera vez en la ciudad junto a Esteman. Grata experiencia el haber pasado al backstage y saludarla, una hermosa persona y además muy guapa. Les dejo unos registros de ese día:

Ver esta publicación en Instagram

Mi amigue @_fonti y yo fuimos a ver a la MENA y ya. @javieramena

Una publicación compartida de Arnulfo Valdez (@arburritodemachaca) el

arnulfo valdez oleta

Arnulfo Valdez Oleta. Músico, poeta y consultor político.
[email protected]
IG: @arburritodemachaca
Himenmag.com

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo