Tema de hoy

Efecto ESPEJO | Emergencia sanitaria: no somos víctimas; somos guerreros

La emergencia nacional sanitaria es sobre todo un desafío a vencer por los ciudadanos y por las autoridades.

La declaratoria de emergencia sanitaria en México es el último llamado para que desde lo individual, familiar, empresarial, educativo y en general como sociedad nos decidamos a cerrarle el paso al contagio por Covid-19, y lograr así que el País cuente con las condiciones legítimas, humanas y técnicas para atender la situación cuando lleguen las etapas más críticas de la pandemia que sí existe y pone en riesgo vidas humanas.

En tanto el Gobierno Federal ha procedido a tomar las medidas adecuadas y prepara los planes adyacentes de apoyo a sectores que resultarán económicamente afectados, estrategias que deberán ser de la misma dimensión de la contingencia, a los mexicanos se nos encomienda la tarea de quedarse en casa para resguardar a los nuestros y al hacerlo proteger también las estructuras de respuesta sanitaria.

Es fundamental el cese de cualquier actitud retardataria que contribuya a la confusión por desinformación o alarmismo, de mentalidades que desoyen a expertos y atienden a promotores del caos, de negligencias que optan por esconder la verdad como táctica de desentendimiento del problema, o de vivales que aprovechan la circunstancia para delinquir en perjuicio de la generalidad.

A México le irá bien en la medida que seamos tenazmente creativos para seguir productivos mediante capacidades laborales que se pueden realizar desde casa o establecimientos comerciales apegados a disposiciones sanitarias, que mantengamos en orden y sin pánico el suministro de insumos de primera necesidad que deben llegar a todos, y que las instituciones federales, estatales y municipales se hagan aliadas del sector patronal para que el salario fluya aun en finanzas empresariales mermadas.

La emergencia nacional sanitaria es sobre todo un desafío a vencer por los ciudadanos y por las autoridades. Salir bien librados depende de la unidad gobierno-sociedad, sin ninguna probabilidad de que cada factor jale hacia lados distintos. Solamente así recuperaremos pronto la salud, la normalidad y la entereza que nos ha caracterizado frente a infortunios. Hoy no somos damnificados; somos beneficiarios de la oportunidad de reconstruirnos como mexicanos, como sinaloenses.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo