Gobierno

Anuncia Quirino inversión de 85 mdp para equipamiento médico ante COVID-19

También se acordó la reconversión de hospitales generales de Culiacán, Mazatlán y Los Mochis para atender eventuales pacientes de Coronavirus

El Gobierno de Sinaloa invertirá de manera extraordinaria y expedita 85 millones de pesos para adquirir equipamiento e insumos médicos para los hospitales que atenderán a pacientes contagiados de coronavirus que pudieran llegar en las próximas semanas.

El gobernador, Quirino Ordaz Coppel, dió a conocer esta decisión durante la reunión del Comité Estatal de Sanidad para el tema del COVID 19, que sesiona diariamente.

Ordaz Coppel explicó que se busca equipar de inmediato a los diversos hospitales, a fin de estar en posibilidad de hacer frente a un eventual incremento de casos de contagios.

Por ello ya se lanzó la licitación pública para la adquisición de equipamiento, tales como ventiladores, monitores, camas, y de insumos médicos, como son cubrebocas, guantes, batas, viseras de protección.

Dicho proceso de licitación será expedito, con el propósito de que sea en el transcurso de las siguientes dos o tres semanas en que los hospitales reciban el material.

Junto con su esposa, la presidenta del DIF Sinaloa, Rosy Fuentes de Ordaz, y el secretario de Salud, Efrén Encinas Torres, el mandatario estatal encabezó esta reunión de trabajo que congregó a los responsables de todas las instituciones relacionadas con la atención a esta pandemia, como los directores de los Hospitales Generales, del Hospital Civil de Culiacán, del Hospital Pediátrico de Sinaloa, los delegados del IMSS, ISSSTE, Protección Civil, y hasta del Ejército Mexicano, pues será esta institución la que se hará cargo de la operación del nuevo Hospital General de Culiacán, que se habilitará exclusivamente para el tratamiento de casos de COVID 19.

En cuanto a la reconversión hospitalaria, se especificó que el nuevo Hospital General de Culiacán, con sus 120 camas, quedará exclusivamente para recibir pacientes positivos de COVID 19, y será la Secretaría de la Defensa Nacional la encargada de operarlo con sus propios médicos militares y personal de enfermería, así como de dotar el equipamiento, que será una inversión de 800 millones de pesos.

Cabe destacar que los trabajos de construcción de este nuevo hospital se aceleraron ante este panorama de la pandemia del Coronavirus, y se estima que quede concluido en cuestión de pocas semanas para que entre en operación de inmediato.

Por su parte, el doctor Efrén Encimas Torres informó que seguirá operando el actual Hospital General de Culiacán, que también se reconvertirá como hospital COVID, lo mismo que el nuevo Hospital General de Mazatlán “Dr. Martiniano Carvajal”, y el de Los Mochis igualmente, y los pacientes ordinarios serán referenciados a los hospitales del IMSS y del ISSSTE.

En cuanto a estas dos instituciones federales, el delegado del IMSS, doctor Luis Rafael López Ocaña, informó que al día de hoy el Hospital Regional No. 1 de Culiacán, tiene disponibles 56 camas exclusivas para pacientes COVID, habilitadas con ventiladores, pero en caso de que el número de contagios se incremente exponencialmente al grado de rebasar la capacidad ya instalada, este nosocomio se reconvertirá también como hospital COVID, y sus pacientes ordinarios serán atendidos en los hospitales de Navolato y de Costa Rica.

A su vez, el delegado del ISSSTE, doctor Marcial Silva Gómez, informó que el Hospital de Culiacán cuenta con 30 camas, el de Los Mochis con 6 y el de Mazatlán, también con 6, para dar un total de 42 camas disponibles exclusivamente para pacientes contagiados por Coronavirus.

Por su parte, el Grupo Coppel también contribuye en esta estrategia cuyo objetivo es preparar la capacidad hospitalaria ante un eventual repunte de casos, y al respecto, Adrián Coppel Calvo dio a conocer que la empresa rentará un hotel de Culiacán para ser utilizado en su totalidad como hospital de aislamiento para todos aquellos pacientes no graves y que no requieran estar entubados y conectados a ventiladores, sino simplemente guardar las medidas de aislamiento.

El empresario añadió se contempla además rentar otro hotel, pero éste para que sea ocupado por el personal médico y de enfermería que atienda a los pacientes contagiados por Coronavirus, a fin de que puedan descansar ahí durante las pausas en sus turnos de trabajo y no trasladarse a sus domicilios y poner en riesgo de contagio a sus propias familias, situación similar que se hace en los países donde hizo crisis la pandemia del COVID 19.

La señora Rosy Fuentes de Ordaz señaló que aprovechando el receso de labores de los centros de terapia y rehabilitación CREE y CRRI, se dispondrá de sus médicos, terapeutas y hasta psicólogos para que colaboren en la operación de estos hospitales COVID que se reconvertirán.

Cabe destacar que este Comité de Sanidad sesiona diariamente, y mañana jueves lo hará de nuevo, y en esta ocasión estuvieron presentes además por parte del Gobierno del Estado, el secretario general de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores; el secretario de Administración y Finanzas, Luis Alberto de la Vega Armenta; el secretario de Desarrollo Social, Ricardo Madrid Pérez; el secretario de Seguridad Pública, Cristóbal Castañeda Camarillo; el secretario de Innovación, José de Jesús Gálvez Cázares; el subsecretario de Gobierno, Joel Bouciéguez Lizárraga; y el director de Protección Civil, Francisco Vega Mesa.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas