Ciudadania

‘Que no muera el negocio’ | ¿Es el aislamiento social un empujón para renovar a las pequeñas empresas?

‘A lo mejor es el empujón que uno ocupaba para renovarse, apenas le estamos entendiendo a lo del clip, pero la gente nos tiene mucha paciencia, saben que lo estamos haciendo por ellos’.

El aislamiento social que ha provocado la contingencia por la pandemia del Covid-19 en México, en Sinaloa y en Culiacán ha obligado a los pequeños comercios no solamente a tomar medidas de higiene más estrictas, sino también a aplicar distintas plataformas digitales para mejorar la experiencia de sus clientes y brindarles más posibilidades para acceder a sus productos.

Aunque muchos negocios pequeños ubicados en las colonias populares de la ciudad se habían mantenido renuentes a la aplicación de nuevas tecnologías, la llegada de nuevas generaciones a la administración de los mismos y ahora la contingencia por la pandemia que se vive en el mundo, precisa tomar cartas en el asunto y acceder a la tecnología para que los negocios no mueran.

Leonel heredó el negocio de su papá hace 5 años. Todo empezó con una pequeña tiendita, que después se convirtió en un popular abarrote durante los años 90 y principios de los 2000. Gracias a un apoyo federal que recibieron en 2011, convirtieron el local en un minisúper del que se surtían todos los vecinos de la colonia, fue una buena temporada hasta el 2017 cuando pusieron un Oxxo a un par de cuadras y la venta del establecimiento decayó.

Que si no tenían recargas, que si no había pagos con tarjeta, eran mucha las excusas por las que los clientes frecuentes, que ahora son los hijos de los clientes del pasado se fueron alejando del lugar. Los que se quedaron y aun son fieles lo hicieron para evitar las largas filas del otro lugar, los elevados costos para productos básicos o la simple empatía con la familia de Leonel.

Ante esto Mireya, la esposa de Leonel, decidió contactar a una de sus amigas hace un par de meses y logró agregar al negocio las recargas de la compañía Telcel. Con la crisis por el Covid-19 y la ausencia de cajeros electrónicos cerca de la colonia Villas del  Real, decidió regalarle un clip para hacer cobros con tarjeta a Leonel en su cumpleaños, la semana pasada.

LO DIJO

‘A lo mejor es el empujón que uno ocupaba para renovarse, apenas le estamos entendiendo a lo del clip, pero la gente nos tiene mucha paciencia, saben que lo estamos haciendo por ellos. Al día hacemos entre 7 y 10 cobros con tarjeta y se me hace bien porque no son compras de 20 pesos, sino de 100 o más. Ahí va la cosa, el negocio no se puede morir, no se puede caer. Yo noto que está funcionando porque vecinos que ya no venían se han acercado otra vez, entre ellos han pasado la voz y es que aquí en la tienda está más barato todo’.

Leonel. Comerciante.

La pareja señala que el mejor aliado que han tenido, además de la tecnología es el apoyo de la gente. Y es que afortunadamente el vecindario está repleto de conocidos de la infancia de Leonel, que saben la difícil situación que la pareja atraviesa.

Por su parte, ellos también han tomado algunas medidas de higiene, compraron un frasco de gel antibacterial que se encuentra a la entrada del local y procuran no tener a más de 2 clientes al interior de la tienda, a la vez que solo un proveedor puede estar surtiéndolos para no crear conflictos ante la constante demanda del minisúper.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo