Tema de la semana

Reactivación económica… el plan de AMLO podría definir el rumbo del País | Tema de la semana

Este domingo el presidente López Obrador presentará un plan de reactivación económica ante los mexicanos, será un discurso que podría marcar un antes y un después en su mandato. Mientras que el sector empresarial espera la condonación de impuestos, el presidente ha dicho no endeudará al País.

Tanto en materia de salud como económica, México, al igual que gran parte del planeta, se encuentra en el ojo del huracán. No es solo la parálisis económica generada por la cuarentena ante el COVID-19 (la cual mantiene detenido al sector turístico, parada la producción en sectores como el manufacturero y automotriz y en riesgo de bajar la cortina a las micro, pequeñas y medianas empresas), también afecta al País la caída en los precios del petróleo que de un día para otro puso a tambalear las finanzas públicas nacionales.

Si algo es seguro en estos momentos, tanto para las familias como para los negocios, es la incertidumbre. En ese sentido, paralelamente a las medidas sanitarias para combatir la propagación del COVID-19, este domingo en punto de las 5PM (hora centro), el presidente López Obrador anunciará a los mexicanos un ya ansiado plan de reactivación económica.

Este será un plan que podría definir el rumbo del país de cara a una recesión económica que hará contraerse al PIB nacional entre -3.9%, según la SHCP; y -8%, según Bank of America.

Previo a la presentación el presidente ha dejado ver los que podrían ser los ‘puntos claves’ de su reactivación económica: La protección a empleos y salarios, créditos para las Pymes por parte de Nacional Financiera, créditos gubernamentales a microempresas, apoyo de la banca privada a empresarios, también con el respaldo de Nafin y, como condición esencial de su política fiscal, la cero contratación de deuda.

“No nos iremos a la primera de bruces con lo que una y otra vez se ha aplicado y ha fracasado”, ha sido la respuesta del presidente a este respecto.

De manera paralela, la Coparmex lanzó un comunicado en el que da a conocer dos datos: El 50% de las Mipymes se verán afectadas y solo el 13% de los empleados tendrían recursos para sostenerse en un escenario donde la pandemia se extienda tres meses. En el caso de Sinaloa, los porcentajes son del 40% y 18%, respectivamente.

Tras presentar estos indicadores, la confederación patronal hace sus propuestas encaminadas a la subsistencia de las fuentes de empleo.  Pero un día antes, el jueves, Gustavo de Hoyos, presidente nacional del organismo expresó algo que resonó en quizá miles de dueños de pequeños negocios del País que no saben cómo harán para pagar la quincena a sus trabajadores: “El presidente rechazó las propuestas para cuidar el ingreso de las familias y mantener los empleos. Demanda todo de las empresas sin aportar nada”.

Por otro lado, en su colaboración quincenal (leala el miércoles en ESPEJO), el economista y catedrático, Rafael Figueroa Elenes, analiza como al no cumplirse las expectativas del modelo económico neoliberal, desde 1980 el empleo informal en México no ha hecho más que crecer. “Quienes hoy viven en la informalidad requieren de soluciones inmediatas”, sentencia el economista. “Pero cuando la fase crítica sea superada, seguirán esperando que las cosas cambien”.

La atención a la parálisis económica la espera todo México, tanto trabajadores como empleadores y aquel importante sector que forma parte de la economía informal y que no cuenta con un nivel de seguridad social que le permita resguardarse en casa, como piden las autoridades.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo