Salud

Ya están ocupadas 40% de camas destinadas a pacientes por COVID-19

El plan de reconversión hospitalaria es para incrementar el número de espacios de atención, por lo que se prevé que la infraestructura crezca en las próximas semanas.

El 40 por ciento de las camas exclusivas para atender a pacientes por SARSCoV2 (COVID-19) en Sinaloa ya están ocupadas, esto en momentos en que la Contingencia Sanitaria se encuentra en Fase 2.

Datos otorgados por la Secretaría de Salud del Estado, establecen que de las 273 camas exclusivas, que se tienen entre los sectores públicos y privados, 107 ya estaban siendo ocupadas por personas contagiadas o sospechosas de contagio.

Efrén Encinas Torres, Secretario de Salud en Sinaloa, ha dicho se han desarrollado distintas reuniones para analizar las medidas sanitarias para combatir la propagación del virus.

“Hemos llevado diversas reuniones de trabajo todo el sistema de Salud”, dijo.

Entre esas medidas, aseguró que se está replanteando el esquema de reconversión hospitalaria para tener suficiencia de camas disponibles para la atención de pacientes.

Es decir, las camas disponibles con las que se cuenta hasta el momento no son todas las que se prevé que estén operando en las próximas semanas.

Como parte de la reconversión, el gobierno estatal ofreció al Ejército el edificio que fue planeado como el nuevo Hospital General de Culiacán para atender casos de COVID-19.

Según el proyecto, este hospital tendrá 120 camas censables, divididas en 38 para cirugía general, 20 en traumatología, 28 en medicina interna, 10 para pediatría, 10 para cardiología, cinco para infectología, cinco para gastroenterología y cuatro para trasplantes.

La petición del gobierno local es que el inmueble quede terminado a más tardar el 19 de abril, aunque la constructora había establecido la entrega para las últimas semanas de mayo, con la intención de tener terminados todos los acabados.

También se incluyó el Hospital Civil de Culiacán, a cargo de la Universidad Autónoma de Sinaloa. En este se usará sus 112 camas censables para atender a pacientes infectados.

“El Hospital Civil de Culiacán sea un hospital COVID, exclusivo para atender a pacientes con COVID-19”, dijo Quirino Ordaz Coppel, Gobernador de Sinaloa.

El Mandatario señaló que se está buscando ampliar la capacidad hospitalaria y que, al momento, ese nosocomio es el único que estará disponible de forma total.

“Necesitamos más camas, sí, estamos platicando también con hospitales privados”, agregó.

Además, se han identificado 12 lugares en los municipios de Culiacán, Mazatlán, Los Mochis, Salvador Alvarado y Guasave, donde se podrían habilitar 2 mil 384 módulos de atención oportuna a casos de COVID-19.

Hasta el momento, se informó por la Secretaría de Desarrollo Sustentable, los únicos tres lugares avalados por el Consejo de Seguridad en Salud son el gimnasio “María del Rosario Espinoza” en Culiacán y los centros de usos múltiples en Mazatlán y Los Mochis; el resto continúan en valoración.

Otra de las medidas de reconversión hospitalaria es la del personal sanitario.

A la fecha se cuenta con mil 999 médicos especialistas, pero faltan 238 para lograr una cobertura total. Lo mismo ocurre con médicos generales, que a la fecha se cuenta con 591, pero faltan 231 personas en esta área.

Sobre enfermería, se han contabilizado 5 mil 103 personas, pero hacen falta 791. Técnicos radiólogos, hay 191, pero faltan 155 más.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo