Música

Música en tiempos de COVID-19

Imaginemos este escenario: el COVID-19 sigue y los eventos masivos ya no puedan ser. ¿Cómo serán los conciertos del futuro?

Hoy en día, ante la pandemia que poco a poco ha estado apoderándose del mundo, todos hemos estado obligados a permanecer en casa. Se cancelan eventos de talla masiva: deportivos y culturales. Apenas hace unos días se canceló el último evento deportivo, el torneo de candidatos a disputar el título mundial de ajedrez contra Magnus Carlsen, campeón mundial actual. Y bueno, otro segmento de la vida pública se ha visto afectado: el artista musical.

A los y las artistas que viven de la música se les ha negado el goce de mover masas. Obviamente, si no se presentan, no ganan dinero. Desde hace tiempo, con la caída de las disqueras, estos se han dedicado a presentarse en vivo para poder generar ganancias ya que la gente en la actualidad ya no compra en físico el material del artista gracias a que ahora todo lo puedes reproducir en internet de manera gratuita.  

Sin embargo, estos performeros del sonido han utilizado las redes sociales para interactuar más con su público. Hasta el momento han jugado un rol importante como figuras para que la gente se quede en casa. Empieza a ver entrevistas en vivo a través de sus cuentas en instagram. Talleres y pláticas acerca de producción musical y hasta conciertos. Es muy cercana y hasta genuina esa interacción que hay por parte del ídolo-grupi, aunque es interesante verlo desde nuestro contexto. Cómo estas personas tienen que mostrarse para seguir con el alcance. En otra situación normal, es muy difícil ver este caso de empatía por el otro.

Una de las bandas ha llevado un tipo de interacción desde el 2014 es Deerhoof. Antes de lanzar un disco, resultado de una gira por Japón, hicieron una convocatoria para que ilustradores realizaran la portada del álbum. Hoy ante el encierro, convocan a todos a grabar algo interactuando con su más reciente sencillo “The loved one”. Con ello pretenden realizar el videoclip oficial.

Este tipo de dinámicas se me hacen curiosas, ya que vuelven el producto algo más humano. Sin duda, reta a que la gente común y corriente explote su potencial creativo y con las limitaciones económicas, de producción, de material, logren hacer algo bonito y auténtico. En 2007-8, por ejemplo, se lanzó una convocatoria para hacer el videoclip de la canción “Acaso quieres venir” de Los Updates. El video ganador fue una animación hecha con personajes de Los Sims, emulando la vida del matrimonio musical (Jorge y Loreto).

Otros músicos más herméticos, deberán estar aislados en este momento preparando algo de música. Momento de aprovechar “las vacaciones” y enfocarse en trabajar en algo que no había tenido oportunidad de grabar, de experimentar. Creo que esto dará entrada a más material para escuchar. Si los cambios de era en la medicina y en las formas sociales cambian durante o después de la pandemia, la música y las artes también deberán mantenerse a la vanguardia.

Esta focalización en la redes sociales también puede ser una gran ventaja para artistas emergentes. Creo que esta es la oportunidad para visibilizarse, tener tanta presencia cuanto sea posible y con ello conseguir algo de popularidad. No dudo, que en este momento esté pasando eso. En un futuro no muy lejano escucharemos la anécdota de la chica o chico que cogió fama durante el confinamiento por el nuevo coronavirus y gracias a su exposición en redes sociales.

Imaginemos este escenario: el COVID-19 siga y los eventos masivos ya no puedan ser realidad. Ahora, responde a estas preguntas ¿Cómo creen que se solucionará este problema? ¿Cómo serán los conciertos del futuro? ¿De qué manera estos poetas de las notas musicales generarán ingresos? ¿Creen que el objeto llamado disco-caset-acetato vuelva a tener un boom comercial? 

arnulfo valdez oleta

Arnulfo Valdez Oleta. Músico, poeta y consultor político.
[email protected]
IG: @arburritodemachaca
Himenmag.com

FOTO: @kognitobeatz

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas