Tema de hoy

A la gente, mano firme; a “El Químico”, mano blanda

A las autoridades de salud federales y estatales les faltó mano firme para obligar a Benítez Torres a acatar la emergencia sanitaria nacional.

La desobediencia del alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, a las medidas de confinamiento ciudadano establecidas por los gobiernos estatal y federal redunda en las ocurrencias de un político que es capaz de todo, inclusive poner en peligro la vida de los ciudadanos, con tal de avanzar en ambiciones de poder que, ya lo probó en la elección constitucional de 2018, pueden concretarse por la vía del no razonamiento del voto.

Mazatlán ha ido creciendo en la propagación del coronavirus con nuevos contagios y fallecimientos: en casos positivos, el 30 de abril registró uno, el 1 de mayo reportó 19, el sábado 2 agregó 27, el domingo 3 sumó 4, el lunes 4 de mayo adicionó 4, el martes 5 tuvo 6 casos, el miércoles 6 de mayo reportó 8 y el jueves 7 de mayo registró 5, acumulando 74 infectados en una semana.

A pesar de estar dentro de los tres municipios sinaloenses con mayor incidencia de Covid-19 el alcalde Benítez Torres decidió ir en contra de las disposiciones de cierre de restaurantes, panteones, florerías y todo establecimiento o sitio relacionados con la celebración del día de las madres, al decidir en un arranque caciquil que los negocios expendedores de alimentos preparados abran sus puertas al público y funcionen al 40% de la capacidad instalada.

Después de que el festejo del día del niño se le salió de control a las autoridades de Culiacán, exponiéndose cientos de personas a la propagación de la enfermedad, la actitud del edil mazatleco envía a la población, en el momento más inadecuado, la indicación de que si el gobierno violenta las medidas de quédate en casa o de sana distancia ¿por qué los sinaloenses habrán de cumplir aquello que los políticos con poder son los primeros en desobedecer?

A las autoridades de salud federales y estatales les faltó mano firme para obligar a Benítez Torres a acatar la emergencia sanitaria nacional pues no posee ninguna atribución legal para exponer a los gobernados a infectarse del virus Sars Cov-2 con tal de atender un proyecto político personal sustentado en la rebelión contra las reglas de obediencia general. ¿Entonces para unos hay mano dura y para otros la mano es blandengue?

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas