Tema de la semana

Versiones que chocan: ¿quién dice la verdad sobre el coronavirus?

La respuesta de Hugo López-Gatell ante los diversos reportajes lanzados este viernes advirtiendo un elevado sub registro de decesos por Covid-19 en el país, no responde directamente a las principales dudas de la sociedad.

¿En realidad estamos en el pico de la pandemia? ¿Se cumplirá el plan de reactivación escalonada de actividades? ¿Quién será el primero en enviar a los niños a clases cuando se tiene la sensación generalizada de que las cifras oficiales no corresponden a la realidad?

Durante la Fase 3 de la epidemia, el no dejar claro y despejar todo elemento de duda puede tener consecuencias en el comportamiento de la sociedad, y por ende, en el brote mismo.

Señales alentadoras enviadas desde la federación, como que Sinaloa ya pasó el pico del brote o que México logró aplanar la curva, invitan a cientos de familias al relajamiento de las medidas de distanciamiento social.

Pero estas señales no se corresponden a la sensación de los trabajadores de la salud que, como señala uno de estos reportajes, siente que vive en dos mundos, el de la desesperación dentro de los hospitales y el de la calma y las optimistas cifras oficiales.

A pesar de que la respuesta del subsecretario explica por qué no es posible confirmar todos los casos de fallecimientos sospechosos por Covid-19, la negativa de Salud Federal a seguir utilizando los casos estimados en el Modelo Centinela de Vigilancia Epidemiológica, “porque este ya no es útil durante la Fase 3” deja dudas sobre los factores y datos que las autoridades sanitarias están tomando en cuenta para tomar decisiones.

Una definición clara en este sentido es apremiante, sobre todo cuando el sector empresarial busca acordar un plan de reactivación económica en el que, bajo ciertas condiciones, los negocios vuelvan a abrir sus puertas al público de manera escalonada.

Si esto último se lleva a cabo durante las próximas semanas, la sociedad debe también conocer los distintos escenarios y posibilidades de nuevos brotes, situación que tampoco se ve clara cuando tomamos en cuenta que, en México, la prueba del Covid-19 se ha aplicado a menos de 1 de cada mil personas, siendo el promedio de los países de la OCDE de 23 pruebas por cada mil.

Entonces, ¿quién dice la verdad sobre el coronavirus?

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas