Narcotráfico

Fiscalía de Sinaloa confirma asesinato de “El Chino Ántrax”

Aréchiga Gamboa fue, hasta diciembre de 2013, el operador asesino más importante de Zambada, pero ese año fue detenido en Amsterdam, Holanda.

José Rodrigo Aréchiga Gamboa, El Chino Ántrax, fue asesinado en Culiacán, donde la pugna interna que se libra en el Cártel de Sinaloa, que antes fue dirigido por Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, se mantiene entre los hijos de éste e Ismael Zambada García.

Aréchiga Gamboa fue, hasta diciembre de 2013, el operador asesino más importante de Zambada, pero ese año fue detenido en Amsterdam, Holanda.

Luego fue extraditado a Estados Unidos, y en marzo logró que un juez le permitiera pasar su condena con libertad condicionada en un domicilio de San Diego, California, donde debía ser vigilado por los agentes Marc W. Ryan y Kimberly A. Pelot.

Sin embargo, el 6 de mayo ya no fue localizado en ese lugar y volvió a Culiacán, donde solo permaneció 10 días para luego ser asesinado y abandonado en una camioneta de lujo con otras dos personas en un camino de terracería de Ayuné, un pueblo cercano a la Capital de Sinaloa, que ha sido marcada como el epicentro de la violencia por grupos criminales en el Estado.

El asesinato ocurrió el 16 de mayo, pero la Fiscalía de Sinaloa confirmó el hecho hasta la tarde de este lunes, indicando, además, que hizo con un protocolo de trabajo en el que participó la Fiscalía General de la República.

“Parte de estos protocolos derivan de la posibilidad de que una de las víctimas es la misma que estaba en custodia del gobierno de EUA, y que incumplió medidas cautelares derivadas de un proceso penal”, se señaló.

“La tarde noche de este domingo 17 de mayo de 2020, familiares de las víctimas acudieron ante el Ministerio Público para comparecer y realizar la identificación oficial”.

Su cuerpo, de acuerdo con policías locales, estaba envuelto en una bolsa negra y cinta adhesiva, y era llevado en el vehículo por un hombre y una mujer, quien se señaló es hermana del narcotraficante.

Las tres personas fueron llevados a la Unidad del Servicio Médico Forense en Culiacán, en donde agentes estadounidenses acudieron a reconocer a Aréchiga Gamboa.

El asesinato se de las tres personas ocurrió en una jornada en la que también mataron a otras 11 personas, solo en 24 horas.

Esos asesinatos están relacionados con las pugnas internas al interior de la organización “Cártel de Sinaloa”.

La Mesa Estatal de Seguridad en Sinaloa elaboró un informe por una escalada de enfrentamientos entre grupos internos del Cártel de Sinaloa en febrero de este año. En este se indicó que Iván Archivaldo Guzmán Salazar y sus hermanos Jesús Alfredo y Ovidio relevaron de la plaza al grupo operativo de Ismael “El Mayo” Zambada, socio de su papá.

Los hijos de Guzmán Loera hicieron que un hombre llamado Miguel Ángel Gaxiola o Jesús Alejandro Sánchez, “El Ruso”, quien se había convertido en el jefe de sicarios de Zambada en Culiacán tras la detención de Aréchiga Gamboa, fue desplazado.

De esa forma, los hijos de Guzmán Loera se hicieron con el control del tráfico de armas y producción de droga sintética, como metanfetamina y fentanilo.

El regreso de Aréchiga Gamboa a Culiacán supuso una nueva escalada de violencia en pos de que Zambada recuperara el control de la producción y del tráfico ilegal, pero la respuesta de los hijos de El Chapo fue asesinarlo.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo