Movilidad

La crisis sanitaria obliga a cambios urgentes en movilidad: Mapasin

La batalla no ha sido ganada y corresponde ahora a las ciudades, ofrecer lo mejor de sí mismas para brindar a sus habitantes mayor seguridad y bienestar.

Hasta hace unas semanas en el centro de Culiacán automoviles y peatones competían por el espacio público. FOTO: Rolando Carvajal/ESPEJO.

Hasta hace unas semanas en el centro de Culiacán automoviles y peatones competían por el espacio público. FOTO: Rolando Carvajal/ESPEJO.

La crisis sanitaria obliga a cambios urgentes. En materia de movilidad para las personas, alrededor del mundo las ciudades han tenido que adecuar sus sistemas de transporte. No existe ciudad que no dependa del transporte público para los desplazamientos de sus habitantes, es por ellos que es urgente tomar medidas que no solo busquen beneficiar a unos cuantos, sino a quienes son más vulnerables, usuarios y operadores.

Ante esto han surgido proyectos “piloto”, medidas emergentes o temporales, que a la larga se convertirán en permanentes, dichas medidas buscan brindar seguridad a quienes no han dejado de salir de casa.

A nivel internacional, las y los expertos en el tema señalan, ante las críticas por las medidas tomadas, como brindar más carriles al transporte colectivo, implementar ciclovías emergentes, cerrar zonas al tráfico vehicular, ampliar banquetas, que el problema no es la falta de espacio, porque el espacio está ahí, pero no ha sido democratizado, por siempre se le ha otorgado al transporte privado.

Mapasin coincide con las declaraciones a nivel mundial, el espacio siempre ha estado ahí, no faltan más calles, lo que hace falta es el ordenamiento y reestructuración de ellas, es decir, regresar a peatones, ciclistas y transporte público el espacio que merecen.

“No hay duda de que Culiacán, necesita más y mejores espacios para peatones. Durante la contingencia hemos visto cómo las autoridades han pedido mantener un distanciamiento social de al menos 2 metros entre una y otra persona. Pero, ¿Cómo hacerlo en banquetas tan pequeñas? La crisis sanitaria nos ha llevado a abrir los ojos, ahora podemos ver de la gran cantidad de espacio que se destina al automóvil privado y ponerlo en comparación al poco que es destinado para peatones”, señala.

No solo es urgente, si no necesario, dotar de más espacio para los desplazamientos peatonales. Construir y ampliar banquetas con los criterios de accesibilidad universal en manuales de diseño internacional y nacionales, o bien, siguiendo los nuevos lineamientos marcados por guías lanzadas durante la crisis sanitaria

Es ahora, el espacio para el automóvil tiene que reducirse en favor de espacios peatonales. No hay vuelta atrás, las calles deben ser repensadas para peatones.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas