Ecología

Medio ambiente | De este tamaño es el reto para Sinaloa

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, conversamos con expertos en ingeniería ambiental y biodiversidad de la región.

Apreciar lo que queda de la tierra y fomentar su renovación, es nuestra esperanza de sobrevivir‘ -Wendell Berry

Apenas a finales de 2019, Antonio Guterres, secretario General de la ONU señaló que se requiere mayor ambición y responsabilidad por parte de los gobiernos para rescatar al planeta de un paulatino escenario apocalíptico, el punto de no retorno, en medio de la crisis ambiental que ha visto alteradas las condiciones climáticas de diferentes regiones del mundo afectando de manera agresiva sus ecosistemas.

“Hasta ahora, los esfuerzos han sido completamente insuficientes y los compromisos del Acuerdo de París todavía significan un aumento de 3,2 grados a menos que se tomen medidas más drásticas”, dijo el titular de la ONU  durante  la conferencia COP25 celebrada en el mes de diciembre de 2019.

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, conversamos con expertos en ingeniería ambiental y biodiversidad de la región, para entender la forma en la que el cambio climático está impactando de manera trascendental en la forma de vida de los sinaloenses, a la vez que cuestionamos la implementación de políticas públicas para mejorar los sistemas de planeación urbana y agrícola con el fin de preservar el medio ambiente.

FOTO: Rashide Frías/Cuartoscuro.

Tal vez recuerdas la helada del año 2011 en Sinaloa, los estragos que dejó el huracán Manuel en 2013, las constantes sequías que afectan al sector ganadero y agrícola o los devastadores efectos de la canícula que se viven cada año en Culiacán.

Si revisamos las condiciones climáticas de los últimos años en la región noroeste de México y muy particularmente en el caso de Sinaloa, entenderemos que los fenómenos naturales que se han vivido en cortos periodos de tiempo ponen de manifiesto el impacto que el cambio climático está teniendo en la región.

La ciudad pide a gritos una mejor planeación

Para Erika Pagaza, encargada del área científica del Jardín Botánico de Culiacán, el problema de desertificación es uno de los principales focos rojos del cambio climático en Sinaloa.

La vegetación ha cambiado su distribución y muchas especies del norte y del centro de Sinaloa han tenido que emigrar al sur de Estado, donde todavía se concentran mayores índices de precipitación regulando temperaturas.

FOTO: Gobierno de Sinaloa.

El Dr. Gabriel Rangel, especialista en Ingeniería Ambiental, nos comenta que uno de los principales errores en la planeación de la ciudad es el crecimiento de manera horizontal. ‘La ciudad casi alcanza Imala’ bromea mientras explica que la sustitución del suelo por grandes placas de concreto que ni siquiera toman en cuenta las áreas verdes es  uno de los principales detonantes del cambio de clima y la falta de lluvias en la región.

Todo cambió en menos de 20 años y esto se debe a la reducción de los pulmones verdes del estado que son los que filtran los gases de efecto invernadero que producen el cambio climático.

Repensar la producción

La economía local depende de estos cambios, al ser una región que centra sus principales actividades productivas en la agricultura, la pesca y la ganadería, Sinaloa debe prever y trabajar para no agotar de manera definitiva el recurso.

Recurriendo a una investigación que ha realizado sobre la disponibilidad de agua para las zonas de cultivo, Gabriel Rangel precisa que la eliminación de la vegetación está incrementando las temperaturas locales, mientras que alrededor del 90% del uso del agua de Culiacán se destina a actividades agrícolas y zonas industriales.

LO DIJO:

‘La disponibilidad del agua en la región es cada vez menos y esto viene a consecuencia de la deforestación y el cambio del uso de suelo, alterando la vegetación y disminuyendo los índices de precipitación, es un tema muy interesante  y se ha encontrado que a lo largo del tiempo existe una pendiente negativa de cuanto llueve. Hay un término que se llama taza de retorno en hidrología, existen eventos meteorológicos atípicos en los que llueve lo que a veces no llueve en un año, esa tasa de retorno en Culiacán era de casi 30 años, pero ahora se estima que estos suceso atípicos suceden cada 5 años’.

Dr. Gabriel Rangel. Ingeniero Ambiental.

¿Y las políticas públicas?

A nivel Federal la política pública está mal enfocada, califica Erika Pagaza, y cita el ejemplo del proyecto del tren maya que verá afectada a una importante zona del país. Mientras que a nivel Estatal, precisa, se observan buenas intenciones, pero estas solo se verán consolidadas con acciones contundentes.

Un importante tema a nivel local ha sido la arborización del primer cuadro de la ciudad con especies locales, ya que recurrir al malinchismo ambiental solo ha ocasionado desajustes en los ecosistemas y en la interacción que otras especies tenían  en la región.

LO DIJO:

‘Se debe dejar de pensar en números, en cuantos árboles o cuantas plantas puse, sino en las acciones que se están tomando para hacer de la región una zona resiliente, de poder adaptarnos y recuperar el arbolado nativo y vamos a restaurar interacciones ecológicas de alto impacto, que van a ser nuestra barrera contra desgracias ambientales que se pudieran presentar’.

Erika Pagaza. Titular del área científica del Jardín Botánico de Culiacán

Existe un importante desapego del argumento científico al momento de plantearse las políticas públicas relativas al medio ambiente, ya que el actuar de las autoridades se mantiene reaccionario antes las problemáticas sociales que van surgiendo en el camino.

El Dr. Rangel señala que se debe planear a futuro como se hace en otras regiones del mundo, haciendo énfasis en la forma en la que la agricultura no se ajusta a las necesidades de demanda del consumidor, sino a las características particulares del suelo y terminan agotándolo.

Pandemia Eco-friendly

Aunque los ecosistemas están descansando de los humanos, existen grandes problemáticas que han pasado desapercibidas, pero han generado un impacto negativo en el medio ambiente, principalmente los incendios.

Un punto importante abordado por Pagaza es que el cambio de temperaturas ha sido el escenario perfecto para la incubación de virus y bacterias, esto si vemos la pandemia desde el punto de vista ambiental.

LO DIJO:

‘Se sabe que al aumentar la temperatura aumenta también la distribución de enfermedades tropicales, ahora vamos a tener dengue en todas las temporadas, el cambio climático le esta dando todas las herramientas a entes patológicos para que se combinen y creen escenarios muy oscuros en materia de salud’.

Erika Pagaza. Titular del área científica del Jardín Botánico de Culiacán

Los comercios están obligados a adaptarse a las nuevas realidades, tanto a la pandemia como a la legislación de uso de plásticos. Son quienes producen y manejan este tipo de materiales los encargados de buscar alternativas para los usuarios, es un error pensar que es responsabilidad del consumidor final el buscar nuevas formas de transporte para productos.

Carlos Gandarilla, Secretario de Desarrollos Sustentable en Sinaloa, indica que aun no vence el plazo para que entre en vigor la primera etapa de la Ley de Residuos en Sinaloa, siendo el 20 de julio de 2020 el plazo para retirar bolsas, plásticas y popotes de los comercios sinaloenses.

 LO DIJO:

‘No podemos dar un paso para atrás, hay un llamado a nivel mundial a reducir el uso de estos productos, pero si existe un llamado por parte de salud para seguir utilizándolos como se hizo, por ejemplo en la Ciudad de México, entonces entraríamos a considerarlo’.

Carlos Gandarilla. Secretario de Desarrollos Sustentable en Sinaloa.

El concepto de economía circular, planteado por el Dr. Rangel, precisa que la ecología no debe ser vista de una forma tan romántica, ya que mucho de los materiales utilizados fueron diseñados para eso, esa es su función. Pero la problemática real radica en la sobre producción de los mismos, la idea es regular la oferta de estos materiales, siendo la industria que produce dichos embalajes la que debe tener restricciones durante su manufactura.

LO DIJO:

‘Aunque exista una estrategia de reducción en la producción de estos materiales, se debe de tener en cuenta que funcionan y por algo se siguen fabricando, y es por eso se deben buscar e invertir en formas efectivas para tratar los desechos que estamos generando, esto aplica para todas las industrias porque todas generan desechos altamente contaminantes’.

Dr. Gabriel Rangel. Ingeniero Ambiental.

Una solución posible

‘Debemos recuperar el aprecio por lo nuestro, por las especies nativas de esta región’ señala Pagaza, quien además asegura que estamos aún a tiempo de tomar medidas necesarias para regresar y hacer de la región lo que un día fue, dejando de lado el egoísmo y participando cada quien desde su espacio, para evitar que las temperaturas aumenten y recuperando la biodiversidad local, a través de paisajes y cultivos originarios de Sinaloa.

Por su parte el Dr Rangel finalizó asegurando que se tienen que reunir el sector político, productivo y científico y llegar a un punto en común, que sea rentable y eficiente. El problema es que las dependencias trabajan por separado y existe la necesidad de empatarlos para crear proyectos, sustentados en estudios científicos que beneficien la economía y la calidad de vida de los sinaloenses.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas