Justicia

Dayana, la niña que no fue buscada

Fue desaparecida y asesinada en Sinaloa. La Fiscalía General acusó a un policía municipal de Navolato que está prófugo.

La familia pidió que se ampliara la investigación, pero las autoridades lo negaron.

Hoy se cumplen tres años de la desaparición.

Fuiste a la tienda porque querías comprar un dulce y un hombre, eso dijeron en la Fiscalía General del Estado, te desapareció, te violó, te asesinó y dejó tus huesos tirados en un campo llamado Mulas, donde siembran maíz.

Cuando te llevaron tenías 5 años y en tu escuela guardaron tu lugar. Ahí está la silla con tu nombre, tus cuadernos y colores, donde te esperaban tus compañeras. Hoy ya tienen 8 años y tú también los tendrías.

El 3 de julio cumplirías los 9 años.

Tu madre, tu tía, tus abuelos y decenas de familias en San Pedro denunciaron el crimen, y se publicó una imagen en la que venía tu nombre, edad y una fotografía que mostraba cómo eras: niña pelirroja, cachetes pronunciados y ojos llenos de inocencia.

Tres días después salieron a gritar en medio de la carretera entre Culiacán y Navolato “Dayana tiene que aparecer“, “Todos unidos para encontrar a Dayana“, “San Pedro unido en la búsqueda de Dayana“, y fue hasta entonces cuando la noticia cimbró en todo el País.

Dayana, una niña de 5 años fue raptada y asesinada en Sinaloa”, se lee aún en el sitio SinEmbargo.

Durante cuatro meses hubo protestas, se formó una comisión de justicia por activistas y periodistas y tu familia insistió en preguntar a los fiscales sobre las investigaciones. La respuesta era que no sabían nada.

Pasó ese tiempo y la Fiscalía General anunció tu muerte: el 23 de octubre un vecino del lugar denunció de manera anónima haber encontrado un cráneo pequeño.

De inmediato aseguraron que era tu cuerpo, ya lo habían dado por hecho. Pero un par de días después, a 500 metros de ese lugar, encontraron más huesos.

YO TE NOMBRO. ILUSTRACIÓN: Juan Panadero.

Se hicieron pruebas forenses y son los de la niña Dayana”, aseguró Nuria González Elizalde, vicefiscal general.

Tu familia desconfía -sí, todavía- de esa versión, pues les hicieron llegar fotografías de una niña parecida a ti, pero en otra parte del País, en Oaxaca, solo que la Fiscalía les negó ampliar la investigación.

En cambio, el Fiscal General Juan José Ríos Estavillo acusó a un hombre llamado Miguel Eduardo Burgos Varela, policía municipal de Navolato que fue condecorado en 2009.

Este huyó y días después lo señalaron por otros dos asesinatos más de mujeres. Sigue prófugo, eso es lo que han indicado las autoridades.

Desde enero de 2010 hasta marzo de este 2020 han sido asesinadas 765 mujeres, entre ellas tú. De hecho, 7 de cada 10 de los asesinatos siguen impunes, entre ellos el tuyo.

Queda tu nombre, Dayana, tu imagen, el rostro limpio que se observa en esa fotografía, tus cabellos rojos, las mejillas agrietadas, las pecas y la mirada profunda. Queda tu la memoria de un crimen que nadie resolvió.

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas