Tema de hoy

El coronavirus queda en la cancha de los sinaloenses

Las tareas de recuperación son puestas en manos de los gobiernos estatales como si se tratara del juego de la papa caliente.

El retorno gradual a la normalidad no será sustentado en la confianza a ciegas en el gobierno sino en la responsabilidad ciudadana y la forma en que ésta se organice desde las fuentes de empleo, familias, vía pública, educación y recreación para sortear la presente etapa de propagación y evitar rebrotes que hagan volver atrás al país en cuanto a contagios y decesos por coronavirus.

El menos creíble de todos es el discurso del Gobierno Federal que desde el inicio de la vigente emergencia nacional de salud pública ha transitado del error a la confusión. Hoy que el presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en que ya pasó lo peor y sin embargo México registra más de 17 mil muertes y 146 mil casos acumulados por Covid-19, es cuando adquiere valor la capacidad social para escuchar a los políticos y encuadrar en la justa dimensión el valor de sus palabras.

Ahora depende de la sociedad el hecho de salir bien librados de la pandemia. Al retomar las actividades rutinarias importan las medidas de prevención y desde el cuidado personal avanzar hacia la protección de lo general, con plena conciencia de que en estados como Sinaloa el virus continúa afectando a la población y muestra de ello es que el domingo 14 de junio fueron reportados 235 nuevos contagios.

El presidente, que fue el primero en desobedecer la jornada nacional de sana distancia dispuesta por él mismo, expresa que “estamos dejando atrás la etapa más difícil de la pandemia del coronavirus, no es echar las campanas ni cantar victoria, pero ya pasó lo más riesgoso”, mientras el gobernador Quirino Ordaz Coppel trata de sacar el tema de la agenda diaria y son cortas sus respuestas a los llamados de auxilios de los sectores que enfrentan la reactivación económica.

Las tareas de recuperación son puestas en manos de los gobiernos estatales como si se tratara del juego de la papa caliente y los Ayuntamientos cuyos titulares son de Morena se resisten a obedecer las disposiciones determinadas a nivel local debido a que el PRI está al frente del Ejecutivo estatal. Utilizando el argot de moda, el del futbol, esto quiere decir que los ciudadanos, al margen de siglas o de ocurrencias de políticos, tienen en su cancha el balón del coronavirus y deberán ganar el partido inclusive sin contar con los defensas.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas