Turismo

Se extiende restricción en la frontera hasta el 21 de julio

El cruce fronterizo de México a Estados Unidos se mantiene para ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanentes, así como para individuos que viajen por cuestiones médicas, educativas, laborales y otras razones consideradas como esenciales. No así para quienes lo hagan con fines recreativos o de turismo.

Los gobiernos de México y Estados Unidos acordaron nuevamente extender su acuerdo para mantener cerrada la frontera hasta el martes 21 de julio para los viajes terrestres no esenciales, informó hoy la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Se tomó dicha decisión luego de que se analizara el desarrollo de la propagación del covid-19 en ambos países, precisó la cancillería.

Esta es la tercera vez que se alargan las restricciones de cruce desde el acuerdo inicial adoptado en marzo pasado como una medida para frenar contagios.

“Las restricciones se mantendrán en los mismos términos en que se han desarrollado desde su implementación el 21 de marzo. Ambos países continuarán buscando coordinar las medidas sanitarias en la región fronteriza”, señaló la dependencia.

El cruce fronterizo de México a Estados Unidos se mantiene entonces para ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanentes, así como para individuos que viajen por cuestiones médicas, educativas, laborales y otras razones consideradas como esenciales.

No así para quienes lo hagan con fines recreativos o de turismo.

Los gobiernos de Estados Unidos y Canadá llegaron a la misma conclusión y también extendieron las restricciones de viaje hasta el 21 de julio.

Chad Wolf, secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos señaló que las restricciones actuales han cumplido su propósito.

“Esta extensión protege a los norteamericanos mientras mantenemos el flujo de viajes y comercio esencial a medida que reabrimos la economía estadounidense”.

La Cámara de Comercio de San Ysidro envió la semana pasada una carta a dicha agencia federal en la que abogaba por la reapertura de la frontera.

“Nuestra comunidad por sí sola está perdiendo cerca de 1.8 millones de dólares cada día desde que se impusieron las restricciones de viaje”, señala el documento firmado por el director de la cámara de comercio, Jason Wells.

“El restringir a los viajeros entre nuestros países, quienes invierten en nuestro comercio binacional a través de mercancías y servicios que adquieren es dejar a nuestras comunidades fronterizas económicamente paralizadas”, se agrega.

En el documento se detalla que los negocios en San Ysidro dependen en un 95 por ciento de los clientes que recibe de México.

Vía: San Diego Union Tribune.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo