Tema de hoy

¿A quién creerle? ¿A López Gatell, Quirino o Estrada?

La epidemia de declaraciones inconexas y que de la noche a la mañana cambian de sentido está causando mayor turbación en los ciudadanos y la correspondiente pérdida de credibilidad del gobierno.

Sigue dominando la enfermedad de la desinformación por encima de la pandemia de coronavirus al acentuarse la diferencia de versiones que dan los tres niveles de gobierno respecto a la crisis de salud pública por la Covid-19. Tal discordancia, derivada de que cada quien pretende presentar la realidad como conviene a sus intereses, no ayuda a organizar a los sinaloenses que en lugar de políticas de Estado lo que ven es la manipulación del semáforo endémico ajustando los colores a caprichos políticos.

Por una parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, insiste en que La curva de contagios de Covid-19 en Culiacán se ha prolongado más allá de lo que arrojaban las predicciones y llama a las autoridades locales y sinaloenses a adoptar medidas en consecuencia, a pesar de que los erráticos y titubeantes pronósticos del Gobierno Federal coadyuvan a la confusión y desobediencia social.

En tanto, el gobernador Quirino Ordaz Coppel suelta frases como “tiene que haber un equilibrio entre la salud y la economía“, “urge el que haya más movimiento económico“, “la vida sigue y no hay que apanicarse“, en contraste con los indicadores de la Secretaría de Salud estatal que rebasan los 6 mil casos acumulados, con 1,272 activos y 953 decesos hasta el 17 de junio.

También el presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, le entra a este juego de “confunde, que algo ganas” al llegar tarde en la estrategia de convertirse en factor de decisión respecto a las medicas contra la Covid-19. Según dio a conocer, ayer se reuniría con el gobernador para solicitarle que implemente de nuevo la ley seca durante 15 días, suministre cubrebocas a la población y con ello, considera, Sinaloa pasará del semáforo rojo al verde.

La epidemia de declaraciones inconexas y que de la noche a la mañana cambian de sentido está causando mayor turbación en los ciudadanos y la correspondiente pérdida de credibilidad del gobierno. México, en cuestión de coronavirus, se ha convertido en un mosaico de mentiras completas y verdades a medias y los mismos enredos se trasladan a los municipios de los estados. Da la impresión de que todos los niveles de autoridad se han quedado sin voluntad para detener la pandemia y acelerar la reactivación económica debido a que la prioridad es rescatar la palabra empeñada y salvar los proyectos políticos que cada uno posee.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas