Narcotráfico

Cártel de Sinaloa desplaza a pobladores en el norte de Culiacán

“Ahí viene lo bueno, agárrese”, dicen pobladores del norte de Culiacán por violencia de grupos criminales.

En el norte de Culiacán hay una lucha entre grupos criminales por el tráfico de droga, armas y poder al interior del “Cártel de Sinaloa”, que ha desplazado personas con la quema de casas y asesinatos.

Ahí ha vuelto un hombre llamado Miguel Ángel Gaxiola o Jesús Alejandro Sánchez, conocido como “El Ruso”, quien ha sido jefe de pistoleros de Ismael Zambada García, “El Mayo”.

De acuerdo con informes de la mesa de seguridad estatal, donde participan funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública y dependencias federales como la Secretaría de Marina, Ejército y Guardia Nacional, a los que ESPEJO ha podido tener acceso, esa persona había huido en marzo.

Néstor Isidro García, “El Nini”, jefe de pistoleros de Iván Archivaldo Guzmán Salazar y sus hermanos Jesús Alfredo y Ovidio, hijos de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, hizo que saliera del Estado con una serie de agresiones. 

Tras la detención y extradición a Estados Unidos de “El Chapo”, en 2017, los tres hermanos han mantenido los negocios de la droga con grupos criminales en Estados Unidos y Colombia.

Para la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en Inglés), Iván Archivaldo es el tercer hombre más buscado en México, pues es considerado ya líder del Cártel de Sinaloa junto con Zambada.

Una Corte de Chicago lo acusa de conspiración para poseer y distribuir sustancias controladas, e importación y exportación de sustancias controladas con intención de distribuir en EU.

Pero de los tres, el único que ha estado a punto de ser llevado ante la justicia es Ovidio Guzmán López, quien el 17 de octubre de 2019, en un operativo fallido fue liberado por orden del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien aseguró que eso ocurrió para evitar la muerte de más de 200 personas.

Los hijos de Guzmán Loera han buscado tener el control del Cártel, y su jefe de pistoleros ha buscado contribuir tratando de desplazar a los jefes de otros líderes de la organización.

Durante abril y mayo, los pueblos del norte de Culiacán, como Tepuche, La Pitahayita, Caminaguato, San Rafael, La Reforma y Agua Caliente de Los Monzón se habían mantenido sin reportes de actos violentos.

Eso cambió en junio, con la quema de casas, enfrentamientos entre civiles y autoridades.

“El Ruso volvió”, señalaron pobladores a ESPEJO.

“Ya hasta pusieron una lona roja con una estrella en Agua Caliente”, agregó un poblador del norte de Culiacán.

En Agua Caliente de los Monzón se colocó una lona con una estrella color rojo con negro, en medio un puño y la leyenda “Jerarquía, Disciplina, Respeto o Muerte”

La situación de violencia se ha concentrado en los pueblos La Reforma, La Pitahayita, San Rafael y Caminaguato, donde han incendiado y baleado fachadas de casas.

Los ataques provocaron el desplazamiento forzado de personas.

En La Pitahayita hay casas que fueron baleadas e incendiadas

En Tepuche también hubo la quema de una palapa, en un predio privado donde se puede observar que hay cintas amarillas con la leyenda “Precaución” tiradas en el interior.

“Hace unas semanas quemaron ahí y luego pasó en la Pitahayita”, dijo un poblador.

El Alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, anunció el 22 de mayo la instalación de una base de la Guardia Nacional en Tepuche, reconocida por los pobladores, quien han señalado que desde ese día dejaron de patrullar policías municipales o estatales.

“Ya no hay policías, todos se fueron y dejaron a los de la Guardia Nacional”, dijo un poblador.

“Pero eso de qué sirve, hay violencia, como quien dice la guerra, y ni estamos protegidos, esto apenas va empezando, ahí viene lo bueno y agárrese”.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas