Tema de hoy

Reactivación económica en Sinaloa, pero con responsabilidad

Flexibilizar las medidas contra el SARS-CoV-2 en estos momentos podría echar abajo lo que Sinaloa ha ganado en el control de la pandemia.

La reapertura de actividades del comercio formal e informal en el centro de Culiacán se convirtió ayer en la prueba de que la reactivación económica la están implementando con excesiva elasticidad de las normas que se establecieron, pues una considerable cantidad de clientes y trabajadores de los establecimientos ni siquiera utilizaron cubrebocas que es una de las cuatro medidas esenciales para evitar que crezcan los contagios por la Covid-19.

En la situación actual que muestra un alto número de casos nuevos y mantiene los decesos en niveles preocupantes, las autoridades sanitarias y de prevención de riesgos deben al menos vigilar que prevalezca el cumplimiento de las acciones fundamentales: sanitización de manos, uso de cubrebocas, sana distancia y mayor cuidado a las personas de más alto riesgo.

Hoy se avanza en la llamada “nueva normalidad” al abrir las agencias automotrices y los negocios de los giros de calzado, bisutería, cosméticos y tiendas departamentales, mientras que el 26 de junio lo harán los cines y el 1 de julio los centros comerciales y hoteles, lo cual da pie para hacer énfasis en reforzar la cultura de la prevención, con alto sentido de responsabilidad tanto de parte de la población como de los empresarios. No está por demás recordar que a los gobiernos estatal y municipales les corresponde garantizar que se cumplan los protocolos de la reactivación.

En el caso del comercio en el primer cuadro de Culiacán, el gobierno municipal cedió ante la presión y al ver que la táctica de la coacción dobla a las autoridades otros segmentos que en su operación involucran la participación humana masiva, como es el caso de los tianguis, amenazan con reanudar actividades a pesar de que las instituciones de salud advierten de posibles rebrotes de coronavirus.

Flexibilizar las medidas contra el SARS-CoV-2 en estos momentos podría echar abajo lo que Sinaloa ha ganado en el control de la pandemia y, para qué olvidarlo, el gobierno federal ha puesto a cargo a las autoridades locales de tales acciones y también las consecuencias que puedan darse si la ola endémica crece. Cuidado con el funcionamiento de todos los componentes implicados en la “nueva normalidad” porque reactivar la economía no está peleado con cuidar la salud pública.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas