Salud

Las fiestas ya no serán igual | No se podrá bailar ‘pegadito’

Habrá que olvidarse de las mesas con más de ocho personas, o de los tumultos cuando se abran las mesas de postres, o de bailar Payaso de Rodeo con la familia y los amigos sin que exista una distancia de al menos 3 metros entre cada uno.

¿Imaginan ir a una fiesta de 15 años bodas y no poder bailar “pegadito” con la pareja?, pues esta llamada “Nueva Normalidad” ha generado un cambio para el comportamiento social en fiestas y reuniones, al menos en el acuerdo con empresarios.

La Dirección General de Epidemiología estableció que ya no puede haber fiestas o congregaciones de más de 50 personas para evitar contagios de Covid-19, al menos hasta que no se tenga una vacuna, pero hay medidas locales que también se podrán tomar por los estados y municipios. Es ahí donde se ha optado por regular los bailes en Sinaloa.

Francisco Vega Meza, director del Instituto Estatal de Protección Civil, explicó que se ha tenido pláticas con empresarios de centros nocturnos y salones eventos, con quienes se ha planteado la restricción del contacto físico entre personas que bailan.

“Nosotros estamos contemplando todo lo que tiene que ver con la convivencia, el número reducido de personas en una mesa, todo el mismo protocolo del cuidado de los alimentos que se sirven, el ingreso, el egreso, toda esa parte”, dijo.

“Hasta ahorita no estamos planteando el bailable, estamos planteando la posible celebración, que esa celebración pueda estar acompañada por música y alimentos, pero no estamos contemplando el tema del baile”.

A partir de que se pueda abrir centros nocturnos, bares, antros y salones de fiestas deberá haber distanciamiento social de al menos tres metros entre cada persona.

Es decir, habrá que olvidarse de las mesas con más de ocho personas, o de los tumultos cuando se abran las mesas de postres, o de bailar Payaso de Rodeo con la familia y los amigos sin que exista una distancia de al menos 3 metros entre cada uno.

Vega Meza explicó que la medida se deberá aplicar con estricta vigilancia por los empresarios y encargados de lugares de fiestas, pues de detectarse algún brote por una fiesta, se podría clausurar el salón.

“No me gustaría decir que ninguna fiesta pudiera tener baile, aquí lo que se privilegia en todo momento es la sana distancia y si una persona está bailando y otra persona está a tres metros, está respetando la sana distancia”, señaló.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas