Salud

Registros súbitos en casos Covid-19 son por desorden administrativo

“Todo el sector institucional se quedó con menos población de trabajo, sí se contrataron, pero no fueron toda la plantilla que se fue, eso retrasa también las capturas en plataforma”.

Desde el 27 de febrero, cuando se registró el primer caso positivo en Sinaloa, al 23 de junio, han ocurrido tres incrementos súbitos en los registros de casos Covid-19, a causa de desórdenes administrativos.

Efrén Encinas Torres, Secretario de Salud, explicó que durante la contingencia sanitaria se determinó que los laboratorios estatales apoyaran a dependencias federales, como el IMSS e ISSSTE, para el análisis de pruebas.

Eso ocurrió porque al principio los laboratorios del IMSS tomaban la muestra y la mandaban al Centro Médico la Raza, pero la respuesta tardaba entre 10 0 15 días. Fue un problema que no permitió conocer a fondo la magnitud del problema, que se agravó cuando comenzaron a reportarse casos probables en demasía.

“Rebasó por demás las cifras de estudios o muestras que nos estaban mandando”, dijo.

Ante tanta demanda, la dirección general del IMSS decidió contratar laboratorios externos y depender de una base de información concentrada en Guadalajara, Jalisco.

“No tenemos el control de las fechas que toman los estudios ni tampoco los resultados. Ellos capturan, realizan la muestra y las mandan a plataforma, entonces va a ser una variable que sujeta a la evolución propia de la debida acción que tiene que hacer la captura cada laboratorio”, mencionó.

Esta falta de información directa, prosiguió, es una de las razones de que se acumulen casos y no se reporten sino en momentos en que repuntan de forma “súbita”, como se ha catalogado por la Secretaría de Salud de Sinaloa.

Otra de las razones es la falta de personal médico y administrativo que tuvo que ser enviado a sus casas por ser parte de la población de riesgo de contagio, por superar los 50 años, tener sobrepeso o alguna enfermedad crónico degenerativa.

“Yo les he señalado, y es una realidad, que se fue alrededor de 60 por ciento de la base trabajadora por el decreto de Salud federal de las personas vulnerables”, aseguró.

“Todo el sector institucional se quedó con menos población de trabajo, sí se contrataron, pero no fueron toda la plantilla que se fue, eso retrasa también las capturas en plataforma”.

El primer incremento “súbito” de casos ocurrió el 24 de abril, cuando se reportaban 92 contagios y 25 decesos en un solo día.

El segundo incremento se dio el 3 de junio, después de dos semanas en que la Secretaría de Salud federal y la Secretaría de Salud local presentaban números distintos sobre los casos confirmados y las defunciones.

El tercer repunte ocurrió el 23 de junio, cuando se admitió que existe un desorden administrativo para registrar casos.

Encinas Torres mencionó que este tipo de registros “súbitos” se seguirán teniendo, debido a que no se tiene una metodología uniforme para el registro único y actualizado de casos.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas