Seguridad

‘Voy por una camioneta para llevarme a mi familia’ | El éxodo obligado para no ser asesinado por el Cártel de Sinaloa

El 24 de junio, a la hora en que esos bandos causaban terror en Bagrecitos con el asesinato de 16 personas, la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa aseguraba que eran reportes falsos.

Manuel iba hacia El Vino, un pueblo donde viven tres familias, de camino a la presa El Varejonal, pero ya no pudo continuar su camino. Antes de pasar Bagrecitos tuvo que darse la vuelta en su moto y esperar a que parara la masacre en la que murieron 16 personas.

La organización Cártel de Sinaloa tiene problemas internos, son dos bandos que quieren el poder y el control de zonas donde tienen influencia para traficar drogas ilegales y armas.

El 24 de junio ocurrió la última batalla, cuando murieron asesinadas 16 personas. 8 de ellas eran campesinos. Ocurrió en Bagrecitos, un pueblo en medio del camino que va hacia la Presa El Varejonal, en la zona serrana de Culiacán, donde comienza el llamado Triángulo Dorado del narcotráfico mexicano.

“Ya no pude pasar, nomás supe lo que estaba pasando y me regresé”, dijo Manuel montado en una motocicleta, en la que partió con rumbo hacia Culiacán para ir a buscar un vehículo más grande.

“Voy por una camioneta para llevarme a mi familia, no se puede estar ahí, aunque haya gente que se quiere quedar”.

Después de Manuel pasaron un hombre y su hijo montados en una cuatrimoto, cargando con una maleta, asegurando que ya no volverían de otro de los pueblos, de El Barco, donde habitaban tres familias.

El asesinato cimbró en una decena de pueblos que pertenecen a la sindicatura de Tepuche, al norte de Culiacán.

Es ahí donde se tiene una pugna entre dos grupos criminales relacionados con el Cártel de Sinaloa, según reportes de la Mesa de Seguridad Estatal.

Los dos bandos quieren el poder y la influencia para poder traficar drogas ilegales, principalmente metanfetamina y fentanilo, y armas desde y para Estados Unidos.

Por un lado, un hombre llamado Miguel Ángel Gaxiola o Jesús Alejandro Sánchez, conocido como “El Ruso”, quien ha sido jefe de pistoleros de Ismael Zambada García, “El Mayo”, ha apostado a defender la zona.

Por el otro está Néstor Isidro García, “El Nini”, jefe de pistoleros de Iván Archivaldo Guzmán Salazar y sus hermanos Jesús Alfredo y Ovidio, hijos de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

El 24 de junio, a la hora en que esos bandos causaban terror en Bagrecitos con el asesinato de 16 personas, las autoridades locales aseguraban que eran reportes falsos.

“Se trata de llamadas con reportes falsos”, aseguró Cristóbal Castañeda Camarillo Secretario de Seguridad Pública de Sinaloa, quien un día después, cuando medios y periodistas en Sinaloa aseguraban la muerte de al menos 8 personas, tuvo que confirmar que habían sido 16 personas asesinadas.

Castañeda Camarillo aseguró también que las pugnas solo eran problemas internos, sin afectar en otros pobladores, pero eso tampoco sucedió.

“La verdad creo que ya casi toda la gente se fue, quedamos nomás nosotros, los tercos. Yo toda la vida aquí, tengo 62 años. No toda mi familia vive aquí, una pa’ bajo y otros arriba”, dijo Modesta, mujer de 62 años, habitante de Bagrecitos.

“Lo que pasa es que los que vivimos aquí tenemos animales encerrados, algunos con hijos, la verdad no sé de ellos qué pensarán”.

Después de los asesinatos, los pueblos alrededor de Bagrecitos quedaron asolados, sin autoridad alguna para cuidar a los pocos habitantes que aún quedan.

Las autoridades locales no han dado a conocer el número de personas que han dejado sus hogares, pero en los pueblos La Pitahayita, Tepuche, La Reforma, Caminaguato, San Rafael, La Ceiba, El Vino, El Barco y Bagrecitos hay casas vacías, otras incendiadas y unas más con sus fachadas dañadas por balazos.

“Por eso digo que la vida es una y yo digo que si hay alguien que dice ‘dejen el rancho’, lo dejamos, porque se tiene que salvar la vida… el gobierno o yo qué sé, alguien que pueda decir sálganse”, dijo Modesta.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas