Tema de hoy

Los positivos del Covid-19 en Sinaloa: Mejores hospitales y alta cultura de la prevención

Destaca entre lo bien hecho el equipamiento hospitalario con sistemas de respiración asistida que quedará en beneficio de los usuarios de la salud pública.

Han sucedido cosas buenas en los cuatro meses que Sinaloa está en emergencia sanitaria, desde que el 28 de febrero se detectó al primer infectado por el virus SARS-CoV-2, acciones positivas que levantan el optimismo en estos momentos en que la pandemia rebasó en el estado los 8 mil casos, de los cuales derivan 5,893 recuperados, 888 que están activos y lamentablemente se reportan 1,236 decesos.

Destaca entre lo bien hecho el equipamiento hospitalario con sistemas de respiración asistida que quedará en beneficio de los usuarios de la salud pública, la incorporación de instituciones de investigación a la generación de insumos de prevención y atención al Covid-19 como lo hicieron el Centro de Ciencias y la Universidad Autónoma de Sinaloa, así como el despliegue de solidaridad que realizaron ciudadanos u organizaciones cívicas al proveer de víveres a las familias de mayor vulnerabilidad.

Es relevante también la participación del sector privado en la aportación de apoyos económicos o en especie para acelerar la capacidad de respuesta del gobierno frente a la agresiva propagación del coronavirus, siendo el caso del Grupo Coppel que desde el primer momento contribuyó con respiradores artificiales, camas hospitalarias y centros de hospedaje para el personal médico que decidiera guardar sana distancia de su familia.

Otros de los derivados positivos es el hecho de contar a tiempo con dos hospitales generales de primer nivel en Culiacán y Mazatlán que aumentaron la disponibilidad de camas Covid, la incuestionable ética y convicción del personal médico y la nueva mentalidad que emerge en la población en cuanto a la cultura de la prevención, reflejándose esto desde que comenzó la reapertura gradual y protocolizada de las actividades económicas, con el apego a las reglas básicas de desinfectar manos y espacios de trabajo, guardar distancia y usar cubrebocas.

Ahora que la emergencia de salud pública procede a estabilizarse en Sinaloa, siendo cada día más el número de recuperados que de contagiados, vale la pena resaltar lo que los sinaloenses hemos hecho bien y el inminente tránsito a la nueva normalidad que significará a vez la reinvención del modo de vida para ser más eficientes y fuertes cuando se presenten otras adversidades. Pudimos ser el mismo pueblo tenaz y solidario y avanzamos a estar bien.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas