Salud

Vía libre al Covid | En Sinaloa han muerto personas como sospechosas de Covid y Salud no les aplicó pruebas

De 216 fallecidos sospechosos por Covid-19, solo a 10 se aplicaron pruebas; el resto se desconoce.

En Sinaloa han muerto decenas de personas con síntomas similares a Covid-19: tos seca, inflamación de los pulmones, dolores de cabeza, dificultades para respirar y cansancio, pero en sus expedientes establecen otras enfermedades y son llevados a una tumba siendo sospechosos, sin que la Secretaría de Salud haya aplicado pruebas.

ESPEJO realizó ocho solicitudes de información para conocer en el Registro Civil y en Servicios de Salud cuántas actas y certificados de defunción se habían hecho hasta el 20 de mayo, cuando se hicieron las preguntas.

Casi 15 días después respondieron las dependencias y el resultado fue que 216 personas fallecieron por neumonía atípica, neumonía, insuficiencia respiratoria, choque séptico o falla orgánica múltiple que quedaron como posibles casos de Covid-19.

De esos casos, solo se aplicaron 10 pruebas que resultaron negativas. Es decir, solo el 4.6 por ciento de las personas fueron analizadas y descartadas, pero del resto se desconoce.

El día que se dieron las respuestas, Efrén Encinas Torres, Secretario de Salud en Sinaloa, admitió en conferencia de prensa que para esa fecha se habían aplicado alrededor de 10 pruebas post mortem (después de la muerte).

“No recuerdo bien la cifra, con gusto te la compartimos más tarde, pero sé que son 8 o un poco más”, dijo el Secretario.

Entre actas y certificados de defunción por neumonía atípica suman 122 casos de personas que murieron siendo sospechosas, pero solo se aplicaron 10 pruebas que resultaron negativas.

Hay 94 casos de personas que murieron y en sus actas de defunción se mencionó que murieron por neumonía, insuficiencia respiratoria, choque séptico o falla orgánica múltiple que quedaron como posibles casos de Covid-19, pues a ninguna se le aplicó prueba.

Esos casos ocurrieron en Ahome, El Fuerte, Guasave, Culiacán, Mazatlán, Mocorito y Navolato.

Para esa fecha ya se tenía 287 certificados y 72 actas de defunción  que confirmaban muerte por Covid. En suma son 359 casos confirmados, pero esa cifra también contrataba con el número oficial que se presentó de ese día por la Secretaría de Salud en su informe diario: 326 muertes por Covid-19.

El Secretario de Salud explicó que cuando inició la contingencia sanitaria por Covid-19, en la segunda semana de marzo, se determinó que los laboratorios estatales apoyaran a dependencias federales como el IMSS e ISSSTE para el análisis de pruebas.

Eso ocurrió porque al principio los laboratorios del IMSS tomaban la muestra y la mandaban al Centro Médico la Raza, pero la respuesta tardaba entre 10 ó 15 días. “Es un problema que no ha permitido conocer a fondo la magnitud del problema”, ha dicho Naim Manríquez, Economista y Científico de Datos que ha analizado las proyecciones de la Secretaría de Salud federal y local respecto a la incidencia de casos.

“Desde el 13 de abril hay inconsistencia en el dato de casos nuevos diarios reportados por la Dirección General de Epidemiología. Anterior a esa fecha (13 de abril), no reportaban los casos por municipio. Pienso que debe haber alguna explicación, no quiero confirmar que sea falta de transparencia o manipulación de datos”, señaló en entrevista. 

“La sumatoria en ambas bases de datos es más o menos la misma, sin embargo al ser datos diarios diferentes, la trayectoria de los modelos puede diferir. Debe haber una explicación, se está cometiendo un error y una falta de respeto al mostrarle información diferente al ciudadano que está preocupado por este tema de verdad”.

El Secretario Encinas Torres reconoció de forma pública que existe un desorden con la información, y que esa es una de las razones por la que se acumulen casos y no se reporten sino en momentos en que repuntan de forma “súbita”, como lo ha catalogado.

Solo que eso, mencionó, solo sucederá con los pacientes a los que se les aplicó pruebas, no a quienes murieron y quedaron siendo sospechosos.

“Se van a dar los resultados de los que estén”

-Pero son casos a los que no se les aplicó la prueba, que quedaron como sospechosos y ya están enterrados.

“Si se le tomó la muestra, tiene que salir el reporte y deberá anotarse como tal”

-¿Pudiera comprender que esos incrementos de casos van a seguir sucediendo?

“Por lógica, al confirmarse el reporte, aumentaría la cifra numéricamente hablando en el concepto. Digo, ya muerto está, lamentablemente y perdonando la expresión, pero el número de casos… como tú señalas, hay 200 casos pendientes de resultado, pero son gente que lamentablemente ya falleció. Al final van a ser reportados como Covid o posible Covid”

-Pero no son resultados post mortem, si se les hizo prueba en vida van a subir la estadística, ¿pero muerto ya no le van a hacer la prueba?

“No, hay un margen de tiempo de muerte para tomar la prueba”.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas