Economía

Luego de reapertura, la Coparmex vuelve a pedir apoyos económicos

Coparmex insistió en la necesidad de otorgar nuevos apoyos de parte de Gobierno del Estado, advirtiendo que de no darse se tendrá cierres masivos de empresas y al mismo tiempo despido de personas.

El Centro Empresarial Coparmex en Sinaloa reconoció y celebró la reapertura de comercios, pero eso no bastó y de nueva cuenta volvió a pedir apoyo económico a Gobierno del Estado.

“Como consecuencia del cierre temporal por más de 3 meses de muchas de las empresas en el Estado, y de la fuerte caída en los ingresos de muchas más, la supervivencia de miles de unidades económicas en el Estado está gravemente amenazada, sin alguna expectativa de apoyo, empatía y flexibilidad de ningún tipo de autoridad”, se indicó en un comunicado.

El 31 de marzo se publicó en el Periódico Oficial las medidas sanitarias para evitar la propagación de Covid-19 en el Estado, que incluyeron el cierre temporal de centros de trabajo de ramas no esenciales.

Fue así que hubo centenas de empresas que dejaron de operar en oficinas y enviaron a sus trabajadores a sus casas.

Eso, de acuerdo con Coparmex Sinaloa, provocó una crisis que amenazó con despidos masivos. Después de dos meses, la Secretaría de Economía reveló que hasta el 30 de mayo se habían registrado 20 mil empleos perdidos.

Grupos empresariales adheridos a Coparmex y otras cámaras propusieron un plan de reapertura que comenzó el 21 de junio y terminó el 1 de julio, dejando fuera los salones de fiesta, gimnasios, bares y centros nocturnos.

Esa propuesta se aprobó por Gobierno del Estado, pese a que los semáforos epidemiológicos establecidos por la Dirección General de Epidemiología, se mantenían en color rojo, es decir, en riesgo máximo de contagios.

Sin embargo, ahora la Coparmex estableció que después de tres meses de mantenerse en cierres parciales, hay empresas afectadas de forma económica, debido a la baja afluencia de clientes.

“A unos días de haberse autorizado la reapertura de los Centros de Trabajo en el Estado, aún vemos muchos negocios que permanecen cerrados, algunos de ellos por falta de recursos para reabrir al público, algunos otros por los costos adicionales de implementación de los protocolos sanitarios, y otros más quizá por la posibilidad de cerrar de manera definitiva”, se aseguró.

“Así mismo, es muy frecuente ver Empresas con muy poca afluencia de compradores y clientes, situación que nos ha llevado a revisar una serie de factores que están incidiendo en la manera de cómo se vive el regreso generalizado a los Centros de Trabajo”.

Los integrantes de Coparmex reconocieron que la baja afluencia de clientes se debe a tres factores:

  1. Un importante segmento de la población aún tiene mucho temor de salir de casa por la posible exposición al virus y contagiarse de esta enfermedad. La recuperación de la confianza para salir seguros, es un proceso que se llevará algún tiempo.
  2. Muchos trabajadores y empleados han visto disminuidos sus ingresos, ya sea por la pérdida de sus puestos de trabajo, o por la reducción de sus salarios. En el caso de los Micro, Pequeños y Medianos Empresarios, también han sufrido una caída en su poder adquisitivo debido a la baja demanda de sus productos y servicios, y en algunos casos, al cierre de sus propios negocios.
  3. La incertidumbre existente sobre la evolución de la pandemia y de la economía es otro factor importante que está frenando el consumo, ya que, al no tener una visión clara de futuro próximo, las personas tienden a ser más cautelosas y cuidadosas con su gasto y con la adquisición de nuevos compromisos financieros.

En el comunicado se insistió en la necesidad que hay sobre nuevos apoyos de parte de Gobierno del Estado, advirtiendo que de no darse se tendrá cierres masivos de empresas y al mismo tiempo despido de personas.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas