Tema de hoy

La reunión Trump-AMLO: posibilidades moderadas para México

Aún si hubiera señales de armonización del trato de la potencia del norte con su vecino del sur éstas tendrían que verse con la lupa de la desconfianza.

FOTO: Gobierno de México.

FOTO: Gobierno de México.

Cargada de simbolismos políticos más que de expectativas de mejoría en la relación binacional, la reunión que hoy por la tarde sostendrán los presidentes Andrés Manuel López Obrador, de México, y Donald John Trump, de Estados Unidos, sí definirá signos de atenuación o agravamiento de la actitud ofensiva y déspota que el mandatario estadunidense ha mostrado contra nuestro país desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017.

No obstante, aún si hubiera señales de armonización del trato de la potencia del norte con su vecino del sur éstas tendrían que verse con la lupa de la desconfianza, debido a que Trump está en la campaña con miras a la reelección y utilizará la visita de López Obrador para escenificar otro acto de hipocresía política que le dé votos aunque a México nada de reditúe. En el lado opuesto, AMLO también necesita del respaldo de Estados Unidos para concretar acuerdos que lo fortalezcan al difuminarse algunos de los rasgos de la llamada Cuarta Transformación.

El pretexto, sin duda, es la firma del Tratado de Libre Comercio México, Estados Unidos y Canadá cuyos alcances son importantes para el intercambio de bienes y servicios y el flujo de inversión extranjera, aunque faltan por revisar las letras chiquitas del acuerdo para desentrañar qué ventajas obtiene la parte mexicana o qué trampas contiene para el socio azteca.

López Obrador debe ir con dignidad ante Donald Trump defendiendo la soberanía y las oportunidades en cuanto a más desarrollo económico y espeto a los derechos humanos de los connacionales que residen en Estados Unidos o emigran hacia allá, pero principalmente sin la histórica sumisión y la sistemática humillación que deriva en más lejanía que proximidad, más prejuicios que decoros y más retrocesos que avances.

Con Estados Unidos en temporada electoral, con el uso de cubrebocas que AMLO no aceptó utilizar en México o al someterse a la prueba Covid-19 por recomendaciones de EU, así como la ausencia de Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, y la poca colaboración mostrada por el gobierno trumpista para detener la impresionante entrada de armas al territorio mexicano, todo indica que el encuentro de hoy será primordialmente para la foto y el fingimiento y que una vez que López Obrador cruce la frontera de regreso a Palacio Nacional el balance se resumirá en dos palabras: sin novedad.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas