Tema de hoy

Cuentas públicas en Sinaloa: el mismo cuento con final feliz

Todo indica que otra vez el cuento de malas cuentas públicas tendrá finales felices.

Sin conocerse todavía las acciones que determinó el Congreso del Estado respecto a las cuentas públicas de los municipios y el Gobierno del Estado que rechazó hace un año, correspondientes a 2017, otra vez la Comisión de Fiscalización de la 63 Legislatura procedió a objetar los informes contables de 9 Ayuntamientos al encontrar irregularidades en el manejo de recursos públicos ejercidos en 2018.

En julio del año pasado la Comisión de Fiscalización registró un hecho inédito al regresarles con observaciones las cuentas públicas a 18 municipios y al gobernador Quirino Ordaz Coppel, procediendo al veto el mandatario estatal en lo que toca al informe de su gasto, y esta semana el órgano fiscalizador repitió el revés a 9 municipios pues no pasaron los balances de Choix, Cosalá, El Fuerte, Navolato, Guasave, Angostura, Concordia, Salvador Alvarado y en el caso de Rosario la votación registró empate.

De acuerdo a la Comisión de Fiscalización las administraciones públicas municipales no han aprendido a usar los presupuestos con transparencia, orden y austeridad o bien les cuesta trabajo elaborar adecuadamente los informes egresos-ingresos. Persisten en deficiencias como sobresueldos de alcaldes, regidores, ausencia de activos comprados, autopréstamos, retenciones al ISSSTE no aportadas, falta de evidencia justificativa de gastos por mantenimiento y reparación de equipo de transporte, y no se utilizan bitácoras para el control de combustibles y lubricantes.

Las cuentas municipales venían con observaciones de la Auditoría Superior del Estado que en todo caso tendrían que dar lugar a sanciones. Sin embargo, la dinámica revisora otorga plazos a los gobernantes para que solventen las irregularidades, lo cual pocas veces sucede a satisfacción del ente inspector y ahí van quedando los dictámenes negativos sin que causen los correspondientes castigos.

Todo indica que otra vez el cuento de malas cuentas públicas tendrá finales felices. Más allá de la exposición mediática y los ajustes de diferencias políticas, se acumulan las deudas de transparencia y manejo honesto del dinero que los ciudadanos pagamos y los desenlaces no varían: funcionarios acusados de desórdenes administrativos o actos de corrupción que nunca pagan por estos delitos y fortalecen el precedente de la impunidad.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas