Tema de hoy

Nuevos consejeros del INE: ¿No le pertenecen a nadie?

En cuestión de semanas los ciudadanos sabremos si el INE robustecido podrá jugársela por México al ser éste el principal compromiso puestos en sus manos.

Con la aclaración que les hicieron quienes los eligieron de que no deben su cargo a ningún partido político y que están para servir a la democracia, finalmente la Cámara de Diputados determinó que los nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral sean Norma Irene de la Cruz Magaña, Carla Astrid Humphrey Jordán, José Martín Fernando Faz Mora y Uuk-Kib Espadas Ancona, mismos que deberán sumarse a la planeación de los comicios federales cuyo proceso formal inicia en 45 días.

Luego de tres meses de jaloneos legislativos, los integrantes de la Junta de Coordinación Política de la Cámara baja decidieron en consenso y todavía a contrarreloj el acuerdo generó controversias en el Pleno, aunque finalmente fue respaldado por la mayoría de los asambleístas. Los cuatro electos tienen un buen perfil en materia de organización y defensa del voto y todo indica que fracasó la atentación de darle estos cargos a quienes tuvieran inclinación o compromisos con la llamada Cuarta Transformación o con los adversarios de ésta.

Los nuevos consejeros del INE que hoy rinden protesta llevan consigo la advertencia de que sus nombramientos emanan de la representación popular y no de partidos o de gobernantes. El coordinador del grupo parlamentario de Morena, Mario Delgado, fue claro al respecto al remarcar que “no le pertenecen a nadie, no le deben el favor a ninguna fuerza política, porque eso no nos sirve. Están ahí, se han ganado su lugar, por haber participado y creído en un proceso completamente limpio, que sus carreras, sus méritos y sus desempeños los llevó a ser parte de los veinte finalistas”.

Al final del camino azaroso que recorrieron los participantes, el Congreso federal y los partidos y actores políticos queda la impresión de que ha ganado la democracia al fortalecerse el órgano electoral nacional en un momento clave de la jornada por elecciones libres y creíbles. El árbitro electoral, en la coyuntura donde las amenazas de intromisiones son manifiestas, adquiere la autonomía que le es vital para que el sufragio corra independiente por la vía de la legitimidad.

Pronto vendrá la prueba del ácido para los nuevos y el resto de los consejeros electorales que enfrentarán resistencias a qué el país fortalezca su sistema democrático y tendrán que frenar los intentos de intromisiones de quienes desde sus atalayas de poder anuncian que serán “guardianes” del sufragio. En cuestión de semanas los ciudadanos sabremos si el INE robustecido podrá jugársela por México al ser éste el principal compromiso puestos en sus manos.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas