Corrupción

‘Olvida’ la ASE informar sobre el colchongate, acusa el Congreso del Estado

Es incapaz de detectar a los responsables formales de la compra y distribución de los colchones, señala la Comisión de Fiscalización.

FOTO: César Hernández/ESPEJO.

FOTO: César Hernández/ESPEJO.

Pese a que hubo irregularidades financieras por 11 millones 558 mil pesos en la entrega de colchones en mal estado a familias afectadas por  la tormenta 19-E en septiembre de 2018, la Auditoría Superior del Estado (ASE) ignoró dar detalles sobre el caso en el informe que presentó a la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado.

El acuerdo publicado en la gaceta oficial del Poder Legislativo, la Comisión acusa a la ASE de ser omisa e incapaz de detectar a los responsables formales de la compra y distribución de los colchones.

“Para esta Comisión resulta inconsistente dicha actuación al acompañarse del pliego de observaciones por los 11 millones 568 mil 649 pesos con 60 centavos generados por el total de colchones adquiridos… en un contexto en que muestra incapacidad parta detectar a los responsables formales”.

Luego del paso de la tormenta 19-E en septiembre de 2018, la Secretaría de Desarrollo Social de la administración de Quirino Ordaz Coppel compró y distribuyó colchones entre los afectados. La ASE acreditó que la venta fue por parte de Francisco Benjamín Landgrave Buelna (mil 200 unidades) y la empresa El Mariachi, dedicada a las actividades agropecuarias, con mil unidades más. El Gobierno de Sinaloa gastó los 11.5 millones de pesos.

El documento también establece que llama la atención de la actuación de la Auditoría Superior con respecto a los hechos, al no determinar responsabilidad específica alguna de ningún funcionario de la Secretaría de Desarrollo Social de Gobierno del Estado de Sinaloa.

El reclamo se establece debido a que la Fiscalía General del Estado detuvo al coordinador administrativo de la Sedeso, Carlos Baltazar Castro Olivas, y fue destituido el titular de la dependencia, Raúl Carrillo Castaños.

La Comisión de Fiscalización señaló esta omisión de la Auditoría número E00512018, derivado de la denuncia por la entrega de colchones malolientes mediante un programa emergente.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas