Gobierno

Los 5 casos que la ASE “no vio”

Uno de estos tiene que ver con la cancelación de un adeudo por 42 millones 500 mil pesos a un organismo de la familia Salido Artola.

Cinco de las irregularidades que la Auditoría Superior del Estado (ASE) “no vio” para profundizar en sus indagatorias financieras refieren un presunto manejo turbio del recurso público por parte del Gobierno de Sinaloa encabezado por Quirino Ordaz Coppel.

Uno de los casos es el del organismo civil Impulsora de la Cultura y de las Artes I.A.P al que la administración quirinista le canceló una deuda por 42 millones 500 mil pesos, según el acuerdo de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado.

Impulsora de la Cultura y de las Artes I.A.P. es presidida por Pilar Artola, madre de Javier Salido Artola, dueño del periódico El Debate.

De acuerdo al informe Individual de la Revisión y Fiscalización Superior, la segunda quincena de 2019, la Secretaría de Administración y Finanzas, entregó a la ASE el recibo de donativo C0000837 generado (sic) por Impulsora de la Cultura y de las Artes I.A.P. con fecha 1 de julio de 2016, con el que a juicio de la ASE “se reconoció el adeudo como un gasto”.

El gobierno de Quirino Ordaz también se ha caracterizado por destinarle dinero público a estadios concesionados a particulares. En este tema, la Comisión de Fiscalización también detectó supuestas anomalías que tienen que ver con pagos irregulares y en exceso.

Por ejemplo, en la modernización del estadio de beisbol Emilio Ibarra de Los Mochis por 9.8 mdp, en la rehabilitación del estadio Teodoro Mariscal de Mazatlán por 2.1 mdp, en el estadio de futbol de los Dorados en Culiacán por 3.9 mdp y en el estadio de equipo Mazatlán F.C. por 297 mil pesos en 2018.

La no entrega de cuotas retenidas a trabajadores y al Instituto de Pensiones (IPES) es una problemática histórica que administración tras administración acontece.

En 2018, el Gobierno de Sinaloa retuvo y no entregó 191 millones de pesos a trabajadores estatales por aportaciones quincenales. Asimismo, ese mismo año no le entregó 337 millones 563 mil pesos por cuotas retenidas a trabajadores para el IPES.

El quinto caso es el de la iluminación de la Isla Venados, en Mazatlán. Aunque la Comisión de Fiscalización señaló que la obra no se llevó a cabo, esta sí se inició pero luego fue suspendida por un juez.

El tema es que a las empresas XV Electroconstrucciones y MA Multiconstrucciones Eléctricas se les pagó 11.2 millones de pesos por instalar un sistema de iluminación en la Isla Venados.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas