Salud

Aerosoles | ¡Usa cubrebocas! El Covid podría estar en el aire

Cuando alguien estornuda, tose, habla o cuando respira emite minúsculas gotas que pueden viajar a través del aire en el medio ambiente.

Estos diminutos fragmentos, son llamados aerosoles  y pueden flotar durante horas, y existe una fuerte evidencia de que pueden portar coronavirus vivos si los ha emitido una persona infectada.

Aunque el riesgo de estos aerosoles no se incorporó a la orientación formal de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las naciones. La decisión de omitir estos aerosoles, llamó la atención de expertos de diferentes regiones del mundo comenzó a investigar al respecto.

Un artículo publicado en The Conversation señala que más de 200 científicos publicaron una carta abierta a la OMS el 6 de julio advirtiendo sobre la transmisión en el aire de COVID-19 a través de aerosoles e instando a la organización a reconocer los riesgos.

Como respuesta, la OMS respondió con una actualización en la que reconoció la creciente evidencia de propagación de la enfermedad en el aire, pero lo hizo con dudas.

¿Qué es un aerosol y cómo se propaga?

Los aerosoles son partículas que están suspendidas en el aire. Cuando los humanos respiran, hablan, cantan, tosen o estornudan, las gotitas respiratorias emitidas se mezclan en el aire circundante y forman un aerosol. Debido a que las gotas más grandes caen rápidamente al suelo, los aerosoles respiratorios a menudo se describen como formados por gotas más pequeñas de menos de 5 micras, o aproximadamente una décima parte del ancho de un cabello humano.

Estas microgotas pueden permanecer suspendidas en el aire durante muchos minutos a horas porque el efecto del arrastre de aire en relación con la gravedad es grande. Además, el contenido de agua de las gotas portadoras de virus se evapora mientras están en el aire, disminuyendo su tamaño.

Las pautas de la OMS sugieren que el ARN del virus encontrado en pequeñas gotas no era viable en la mayoría de las circunstancias. Sin embargo, las primeras investigaciones sobre el virus SARS-COV-2 han demostrado que es viable como aerosol por hasta tres horas.

Es por eso que debes usar cubrebocas

El uso de máscaras y cubrebocas es necesario para la protección contra la transmisión de aerosoles. Tienen dos propósitos:

  • Filtran el aire expulsado por un individuo, capturan gotitas respiratorias y, por lo tanto, reducen el riesgo de exposición para otros. Esto es particularmente importante ya que son más efectivos para capturar gotas más grandes que tienen más probabilidades de tener grandes cantidades de virus encapsulados dentro de ellas.
  • Reducen la velocidad de la bocanada de aire que se produce al estornudar, toser o hablar. Disminuir la velocidad del aire expulsado reduce la distancia que las gotas se transportan inicialmente a los alrededores de la persona.

PARA SABER: La protección proporcionada por las máscaras y  cubrebocas varía según el material con el que están construidos.


No es solo la sana distancia…

La recomendación de mantener una separación de dos metros se basa en un estudio de WF Wells en 1934, que mostró que una gota de agua expulsada cae al suelo o se evapora, a una distancia de aproximadamente 2 metros. Sin embargo, el estudio no tuvo en cuenta el hecho de que después de la evaporación del agua en una gotita cargada de virus, el núcleo de la gotita permanece, por lo que aún representa un riesgo de infección en el aire.

Las concentraciones de aerosol se pueden reducir mejorando la ventilación de espacios, siempre evitando recirculación en lugares cerrados, Cuando sea posible, abre puertas y ventanas para aumentar el flujo de aire fresco.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas