Tema de hoy

Destrabar el Sistema Anticorrupción de Sinaloa, inutilizado e impasible

El SEMAS necesita de la gran sacudida que lo libre de mentalidades retrógradas que imitan los vicios que dicho sistema está obligado a combatir.

Cada vez adquiere mayores elementos de sustento, y mayor consenso, el diagnóstico ciudadano que refiere al Sistema Estatal y Municipal Anticorrupción de Sinaloa (SEMAS) como una estructura desaprovechada, apática en los fines para los que fue creada, así como el marco jurídico es barrera en vez de ser facilitador de la participación cívica como única posibilidad de que la transparencia sea resultado de la acción social.

El análisis que se realizó por la Red Ciudadana por la Integridad y Anticorrupción de Sinaloa (RECIAS), que integran organizaciones comprometidas con la rendición de cuentas, establece la existencia de un sentimiento ciudadano de insatisfacción ya que las expectativas creadas al nacer el SEMAS resultan rebasadas por la capacidad que exhiben servidores públicos para causarles daños incuantificables al patrimonio colectivo.

Las apreciaciones de RECIAS sustentan la iniciativa de reformas a la Ley Anticorrupción del Estado de Sinaloa que fue presentada a la 63 Legislatura local en la vertiente de hacer más eficaz y confiable al sistema que tiene a su cargo el saneamiento de la función pública y que deja mucho que desear sobre todo en el Comité de Participación Ciudadana que no es el gran estructurador de medidas para el uso honesto de fondos del erario.

El SEMAS necesita de la gran sacudida que lo libre de mentalidades retrógradas que imitan los vicios que dicho sistema está obligado a combatir. Algunos de sus integrantes se asumen como parte de un esquema burocrático de privilegios en el cual simulación, mediocridad y mínimo esfuerzo reciben remuneraciones onerosas que constituyen, paradójicamente, las inercias que es responsabilidad de ellos erradicar.

Se debe tomar en cuenta que conforme mayor tiempo transcurra con un sistema anticorrupción anquilosado como el actual, los sinaloenses pagamos un alto costo debido a las grandes sumas financieras que se van al costal sin fondo de los desfalcos, peculados, cohechos y otras formas de atacar los recursos públicos, dinero que se necesita con urgencia para atender demandas ciudadanas, por ejemplo la contención de la actual crisis de salud que sigue costando vidas humanas, desempleo y propagación irrefrenables.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas