Educación

Inicia la SEPyC operación “Se Busca” para evitar deserción escolar

La Secretaría envió 13 mil 741 cartas para evitar que los alumnos en Sinaloa queden fuera de las aulas en el ciclo escolar que iniciará a partir del 31 de agosto.

La Secretaría de Educación Pública inició un programa de búsqueda de niños, niñas y adolescentes para evitar deserción escolar.

El programa está enfocado a niños, niñas y adolescentes que pueden ingresar a los primeros años de los niveles educativos.

El programa consiste en el envío de cartas para localizar a personas que durante el receso escolar dejaron de ser ubicadas y otras más sirven como recordatorios de inscripción.

“En esta estrategia en donde hemos adaptado flexibilidades y un claro objetivo de cuidar las trayectorias, hemos venido adaptando distintas medidas, que nos han llevado a compactar grupos, medidas que nos han llevado a ampliar los turnos de las escuelas, a focalizar parte de nuestras necesidades, particularmente en preescolar, que nos han llevado a una estrategia de localizar a los alumnos y las alumnas a las cuales hemos detectado que no se han inscrito o preinscrito”, dijo Juan Alfonso Mejía, Secretario de Educación.

En el caso de las niñas, niños y adolescentes no preinscritos, se enviaron 2 mil 380 cartas para aquellos que fue difícil ubicar a lo largo del cierre o del receso escolar anterior, y 11 mil 361 recordatorios de inscripción.

Los alumnos que ya están en el sistema educativo y tienen un pase de un grado a otro, se encuentran inscritos de manera automática, como de primero a segundo o de segundo a tercer grado, indicó Mejía.

“Por tal motivo nos estamos concentrando en los que ingresan en los primeros grados”, agregó.

La Secretaría de Educación detectó que por cada 10 niños que entran a primaria, 7 llegan a tercero de secundaria, pero solo 5 entran a preparatoria.

De acuerdo con el diagnóstico elaborado para el Plan Estatal de Desarrollo, en Sinaloa los niveles de mayor incidencia en abandono escolar son los primeros tres grados de primaria, los cuales registran un porcentaje de 8.0, 6.8 y 6.9 en los respectivos grados. 

Ese análisis se hizo al observar los ciclos escolares 2013 – 2014 y 2015 – 2016.

Los factores determinantes para el abandono escolar son tener bajo rendimiento escolar que conduce a los alumnos y alumnas a repetir grado y reincidir por no dominar el contenido de un curso, el otro es la ausencia de un ambiente de convivencia, motivación y confianza, así como la falta de fomento de trabajo en colaboración y ayuda mutua entre los compañeros de aula.

Un último factor, según se documentó en el Diagnóstico territorial de las causas sociales de la violencia, hecho por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública en 2012, es el bullying o acoso escolar.

“Este problema atenta contra los derechos humanos de los actores escolares, disminuye la posibilidad de aprendizaje, provoca deserción escolar, negativa de asistir a los centros escolares, va contra el autoestima y en algunos casos la muerte de estudiantes, sea a manos de sus agresores o ellos mismos se quitan la vida”, se indicó en el estudio.

“Es un problema social y estructural, porque ya no se trata que únicamente esté presente en unas pocas escuelas, su presencia prácticamente está en todos los centros escolares y está en relación dialéctica con lo acontecido en la sociedad. Ella es un reflejo de la vida social. Y también en ésta se manifiesta lo que se vive en la escuela”.

La estrategia de la Secretaría de Educación Pública se ha basado en buscar a los alumnos, mejorar los espacios educativos y dar oportunidades para evitar el rezago, pero esta enfrenta también el reto de que las clases sean, de forma inicial para el ciclo 2020 – 2021, a distancia por la permanencia de contagios por Covid-19.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas