Política

Tema de la semana | Sinaloa no es un juego de ajedrez electoral

Las constantes confrontaciones y obstáculos en la labor administrativa de los poderes ejecutivo y legislativo estatales se enmarcan en la antesala del ya próximo proceso electoral; de no parar, esta confrontación seguirá afectando a todos los sinaloenses.

Pintura: Die Schachspieler (The Chess Players), Moritz Retzsch (1830).

Pintura: Die Schachspieler (The Chess Players), Moritz Retzsch (1830).

Ni la pandemia global por coronavirus ha logrado frenar a la clase política sinaloense en su búsqueda por preparar el terreno y atacar a adversarios con miras al proceso electoral del próximo año.

El activismo y las aspiraciones no han distinguido siglas ni colores y lo mismo pasa con alcaldes, diputados locales y federales, senadores, funcionarios estatales y municipales, y líderes de partidos. Esto no es nuevo.

Históricamente, previo al inicio de cada proceso un buen número de adelantados se aceleran a contratar espectaculares, recorrer municipios, sumarse a las últimas y más sentidas causas sociales, tomarse fotografías, convertirse en filántropos y aprovechar sus posiciones dentro del servicio público para ubicarse bajo los reflectores de la competencia.

Lo que sí es inédito es que está es la primera ocasión en la historia reciente de Sinaloa en que el Poder Legislativo se encuentra liderado por una fuerza partidista distinta a la del gobernador en turno. Es justamente en esta disyuntiva en la que, durante las últimas semanas, se han intensificado las confrontaciones.

Fue en este sentido que esta semana la líder de Morena en el Congreso, Graciela Domínguez Nava, declaró en rueda de prensa que de manera sistemática el gobernador, Quirino Ordaz Coppel, se ha dedicado a sabotear la labor del congreso.

La declaración se refiere al veto de bolsillo que Ordaz Coppel ha aplicado, sin explicar razones, a seis decretos aprobados por los diputados sinaloense en la actual legislatura, pues para entrar en vigor requieren de ser publicados en el Periódico Oficial del Estado de Sinaloa.

Estos son:

  1. Ley para Prevenir, Atender y Reparar Integralmente el Desplazamiento Forzado Interno.
  2. Diversas reformas al Código Penal enfocadas a castigar a responsables de la desaparición forzada interna.
  3. Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.
  4. Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados.
  5. Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (Autonomía presupuestal).
  6. Reformas a la Ley de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Además, no han sido pocas las veces que la bancada del PRI, el partido del gobernador, señala con el índice a la bancada de Morena, calificándola como ‘ignorante’ y extralimitada en sus funciones.

Así ha sucedido en temas como la elección del Ismujeres, las cuotas otorgadas a las ligas agrarias y, más recientemente, la negativa de los morenistas a aprobar unas cuentas públicas estatales plagadas de irregularidades.

En este teatro de pantomima política, el subsecretario de Asuntos Jurídicos en Gobierno del Estado, Jesús Ramón Soto González, ha asegurado que el Congreso cometió vicios al momento de cambiar de denominación a los dictámenes de las cuentas públicas, mientras que el líder de la bancada priista en el congreso Sergio Jacobo Gutiérrez, le hace segunda impulsando mediáticamente la destitución del presidente de la Comisión de Hacienda, el morenista Marco Antonio Zazueta Zazueta.

Frente a esta confrontación entre poderes, es necesario recordarles a los representantes de los sinaloenses que el Estado no es un tablero de ajedrez y la lucha por el poder debe darse dentro del marco establecido por las reglas y lineamientos electorales.

En Sinaloa, según el acuerdo del 7 de agosto el INE, la convocatoria para elecciones locales se publicará entre el 6 y el 20 de diciembre; las precampañas terminan el 31 de enero y las votaciones se llevarán a cabo el domingo 6 de junio del 2021.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo