Corrupción

Estadio, a cambio de publicidad: Quirino

El Gobierno de Sinaloa prefirió tener promoción del nombre de “Mazatlán” en el futbol de Primera División a cambio de un estadio que costó alrededor de 700 millones de pesos.

Con una selfie junto a Cristiano Ronaldo, Quirino preguntó a los sinaloenses: ¿Se lo imaginan en Sinaloa? FOTO: Twitter/Quirino Ordaz.

Con una selfie junto a Cristiano Ronaldo, Quirino preguntó a los sinaloenses: ¿Se lo imaginan en Sinaloa? FOTO: Twitter/Quirino Ordaz.

El Gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, admitió que las condiciones de Gobierno del Estado para ceder el estadio de futbol de Mazatlán a la empresa Atlético Morelia no son pretenciosas de forma económica, tras señalar que la ganancia del Estado es la publicidad al nombre del puerto en la Primera División del balompié mexicano.

“Está habiendo una gran inversión, lo que estamos ganando en presencia, en publicidad, en promoción cuánto cuesta”, dijo en entrevista luego de haber inaugurado el ciclo escolar 2020-2021.

El 22 de julio se firmó un contrato para darle a la empresa la administración, uso, explotación, comercialización y mantenimiento del inmueble ubicado en el sector de Pradera Dorada, Mazatlán.

EL CONTRATO: En ese contrato, publicado en la página de transparencia de Gobierno del Estado, se especifica que la empresa tendrá esos derechos durante 10 años, a cambio de un palco y dos espacios de estacionamiento para Gobierno del Estado, así como 400 boletos gratis por cada partido de local y la creación de escuelas de futbol en distintas categorías.

La empresa deberá invertir también 70 millones de pesos para el funcionamiento de las escuelas de futbol en categorías inferiores o remodelar el estadio.

El Ejecutivo Estatal podrá usar dos veces al año el estadio para eventos de beneficio o interés social, como también sobre eventos extraordinarios como urgencias sociales, de emergencia, desastre natural o cualquier otra índole similar.

Esos fueron las condicionantes de Gobierno del Estado a cambio del estadio que costó alrededor de 700 millones de pesos para tener una capacidad de hasta 25 mil personas, pantallas gigantes, equipo de sonido, internet WiFi, sistema de alumbrado, sala de prensa equipada, circuito cerrado de videovigilancia, canalización y fibra óptica, y elevadores.

El Mandatario señaló que pese a críticas tenidas por legisladores y organismos ciudadanos como Iniciativa Sinaloa respecto a ser un regalo, ello no es correcto dado a obtenerse a cambio un bien considerado por él como “sin cuantificación (económica)”.

“Cómo va a ser un regalo cuando realmente es una inversión… al tener la publicidad, la mercadotecnia… estamos recibiendo, además, toda una escuela precisamente niños y niñas que van a poder tener la oportunidad”, señaló.

“Lo que es importante es que el estadio es del Estado, el Estado no pierde ese patrimonio, es patrimonio del Estado”.

“(…) Veamos lo que le significa al Estado en reposición de imagen, en todo ese apoyo, proyección, es una gran inversión, así que realmente… hoy juega y vamos a ver todo el tiempo al equipo en las televisoras, eso trae imagen, eso trae empleo, eso no tiene cuantificación”.

Ese contrato se firmó sin haber tomado en cuenta al Congreso del Estado, hecho que causó molestia de parte de diputados como Graciela Domínguez Nava, Presidenta de la Junta de Coordinación Política, y Marco Antonio Zazueta Zazueta, presidente de la Comisión de Fiscalización.

La razón del enfado es que por ser un inmueble del Estado, debía otorgarse una concesión para el uso y explotación con consenso con el Legislativo Estatal, como lo establece la Ley sobre Inmuebles del Estado y Municipios en los artículos 24 y 25:

ARTÍCULO 24. Los inmuebles destinados al uso común, por disposición de la Ley, o a un servicio público y que dejaron de ser utilizables para dichos objetos, solo podrán ser enajenados después de transcurridos tres meses desde la fecha del decreto de que habla el artículo 16.

ARTÍCULO 25. La enajenación de los bienes de que habla el artículo anterior, ya sea por medio de venta, permuta, cesión u otro título, requiere para su validez:

I. La aprobación del Congreso del Estado, cuando se trate de inmuebles del Estado; y, el acuerdo del Ayuntamiento correspondiente, cuando sean bienes de los municipios, en este caso con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes.

Los diputados señalaron estar en la preparación de recursos legales para promoverlos tras el desconocimiento al Congreso local.

A ello, el Gobernador Ordaz Coppel dijo que no era una obligación acudir al Legislativo por tratarse de una enajenación del Estadio.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo