Tema de hoy

Desde antes del coronavirus, la crisis del turismo en México

La proyección de captar este año 45 millones de turistas que dejarían una derrama económica de 23 mil millones de dólares, México difícilmente alcanzará el 50% de tal meta.

El informe de la Organización de las Naciones Unidas sobre la crítica situación que la pandemia de coronavirus le ocasiona al turismo en el mundo contrasta con la indiferencia que presentan los gobiernos, principalmente el de México, al no estructurar políticas públicas para este sector económico que representa uno de los principales pilares del desarrollo nacional y muy específicamente de Sinaloa.

Todas las evaluaciones previas a la llegada del virus SARS-CoV-2 advertían del impacto demoledor que la contingencia sanitaria le ocasionaría al turismo y si bien es cierto que el Gobierno Federal abandonó a su suerte a todas las ramas productivas, es la llamada industria sin chimeneas la primera pieza del ajedrez económico que cae en el contexto internacional, con muy pocas probabilidades de recuperarse en corto plazo.

Los datos aportados por el secretario general de la ONU, António Guterres, reflejan la caída libre del turismo que se traduce en pérdidas por 320 mil millones de dólares y 120 millones de empleos de enero a mayo de 2020, faltando por cuantificar la devastación agregada de mayo a agosto ya que en naciones como México la Covid-19 causa daños a agregar al continuar los contagios y decesos y las restricciones en torno a la actividad turística.

Con ánimo de precisar cómo desde antes se fue fraguando la crisis de este sector en México, sirve recordar que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió en el primer mes del sexenio la desaparición del Consejo de Promoción Turística, y la Secretaría de Turismo federal determinó retirar recursos públicos que se utilizaban para promocionar al país en el extranjero, mientras que desde 2019 desapareció en el presupuesto la partida para el programa Pueblos Mágicos.

En igual circunstancia que el turismo, en nombre de la austeridad republicana que enarbola el actual régimen se optó por castigar a las actividades productivas y a la postre tales medidas se reflejan en crisis que asomaba antes de la pandemia y que ahora es emergencia en la economía al ras de la recesión. Y así sucedió que de la proyección de captar este año 45 millones de turistas que dejarían una derrama económica de 23 mil millones de dólares, México difícilmente alcanzará el 50% de tal meta.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas