Tema de hoy

La barricada del INE contra Elba Esther Gordillo y cofrades

El pleno del INE tendrá hoy la última palabra y queda en sus manos el dilema de alentar el oportunismo que crece en cada coyuntura electoral, o hacer valer las reglas para aleccionar a partidos con derecho a participar en las elecciones intermedias de 2021.

En caso de ratificar hoy la negativa de registro a las organizaciones Redes Sociales Progresistas, Grupo Social Promotor de México y Fuerza Social por México, aprobada por la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos, el Instituto Nacional Electoral le asestará un golpe certero a la partidocracia con posdatas para grupos y personajes cuya intención no es servir a los ciudadanos sino servirse ellos de los recursos públicos.

Particularmente en los casos de RSP y GSPM los consejeros electorales detectaron que detrás de los trámites para crear estas nuevas siglas subyacen intereses del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y del recientemente desaparecido Partido Nueva Alianza, con vínculos y financiamientos que no son del todo claros, así como de constitución sustentada en la entrega de dádivas y compra de adherentes.

En ambos casos el SNTE se evidenció en la ambición por tener dos partidos: Con 4 mil 322 afiliados que pertenecen a dicho sindicato y que aportaron 18.6 millones de pesos, GSPM mostró su procedencia ilícita, y RSP, con 247 integrantes del magisterio organizado que “cooperaron” con 5.8 millones de pesos, enseñó la mano de Elba Esther Gordillo y el yerno de ella, Fernando González. El argumento contra FxM es que “se le aplicaron los criterios de intervención de organizaciones sindicales, entrega de dádivas y aportaciones de entes no identificados”.

El proyecto de negativa de registro a RSP contiene efectos para Sinaloa debido a que Gerardo Vargas Landeros, quien fuera secretario de gobierno durante el sexenio de Mario López Valdez, es el dirigente de dicha agrupación política y le apostaba a que ésta lo postulara como candidato a gobernador. Recientemente el ex funcionario estatal lanzó su AC “Generando Valores y Liderazgos” (GVL) para apuntalar tal proyecto individual.

El pleno del INE tendrá hoy la última palabra y queda en sus manos el dilema de alentar el oportunismo que crece en cada coyuntura electoral, o hacer valer las reglas para aleccionar a partidos con derecho a participar en las elecciones intermedias de 2021, así como a los advenedizos, reforzando los candados contra ambiciones políticas fuera de la ley. Cuando la meta es el fortalecimiento democrático de México, para qué darles un partido a los alacranes.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas