Tema de hoy

Son nuestros desaparecidos y debemos encontrarlos entre todos

Son nuestros desaparecidos porque en la burbuja de inseguridad que prevalece y en la terca apatía gubernamental cada ocho horas una persona es privada ilegalmente de la libertad en Sinaloa.

Hoy ESPEJO Revista Digital abre a las audiencias el micrositio “Hasta encontrarles” que presenta trabajos periodísticos de fondo y herramientas tecnológicas para conocer en su dimensión auténtica el fenómeno de las víctimas de desapariciones forzadas en Sinaloa, esa terrible realidad que muestra al Estado mexicano fingiendo que sí hace, o de plano sin hacer nada, para apoyar a las familias desmembradas por la violencia.

En lugar de hablar más de un problema suficientemente expuesto a la comunidad internacional, este medio de información ahondó en puntos neurálgicos del tema con la realización de un mapa sobre las fosas comunes y clandestinas, investigación sobre la crisis de la genética forense, seguimiento al sufrimiento de las mujeres que buscan a sus familiares y la actitud indiferente en fiscalías, policías y comisiones de búsqueda.

El viernes 4 de septiembre se les presentó previamente el material que publicamos hoy a los colectivos que herramientas en manos remueven la tierra con la esperanza de desentrañar dónde están sus desaparecidos, organismos de derechos humanos, organizaciones ciudadanas, comisiones de búsqueda y de atención a víctimas, Congreso del Estado y Fiscalía General, planteando allí que la aportación de ESPEJO es un reconocimiento a la lucha de las madres rastreadoras y un homenaje a víctimas que no han recibido la oportunidad del reencuentro o del último adiós.

En colaboración con el Center For U.S.-Mexican Studies del campus San Diego de la Universidad de California, el taller de gráfica popular Juan Panadero y la agencia Mente Interactiva, el micrositio “Hasta Encontrarles” pretende antes que nada coadyuvar con las actividades de búsqueda y crear conciencia social del abandono en el que las autoridades han dejado a las agrupaciones que al límite de sus voluntades se esfuerzan por hallar a los desaparecidos.

No son “sus desaparecidos”, son el aviso a todas las familias sinaloenses de que alguna vez la tragedia podría tocar a sus puertas y colocar a más hogares en la desesperación de no saber dónde están nuestros seres queridos. Son nuestros desaparecidos porque en la burbuja de inseguridad que prevalece y en la terca apatía gubernamental cada ocho horas una persona es privada ilegalmente de la libertad en Sinaloa.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas