Seguridad

En junio se registró cifra histórica de denuncias por violencia familiar: CESP

Esto fue dado a conococer en el Estudio sobre Seguridad y Justicia en el Estado de Sinaloa 2020 por el Consejo Estatal de Seguridad Pública.

En junio de este año se registró una cifra histórica de denuncias  por violencia familiar en Sinaloa, 466 formales ante el Ministerio Público. Esto quiere decir que mucha de este tipo de violencia se cometió durante la cuarentena.

Estos datos fueron dados a conocer en el Estudio sobre Seguridad y Justicia en el Estado de Sinaloa 2020, un diagnóstico ciudadano desarrollado por la coordinación general del Consejo Estatal de Seguridad Pública (CESP).

Ricardo Jenny del Rincón, titular de dicho organismo, explicó que cuando las víctimas de violencia familiar sintieron que ya estaban en posibilidad, lo hicieron revelando esta problemática la cual ya se venía señalando tiempo atrás. La actual pandemia del Covid-19, informa, le pegó muy fuerte a los índices de violencia familiar, lo cual se ha convertido en el tema de violencia más importante en el estado, por debajo, incluso, de los homicidios.

“Nosotros lo hemos dicho. La violencia familiar es la antesala de delitos mucho más fuertes como lesiones, violación y feminicidio. Ahí están los datos 466 denuncias únicamente en un mes. Los municipios con la mayor tasa siguen siendo Guasave, Culiacán, Angostura, Ahome y Salvador Alvarado. El tema se concentra en el norte del estado específicamente y no vemos que se estén concentrando las autoridades con mayor fuerza en eso”, detalló.

El CESP especificó que las colonias de Culiacán donde más se cometen delitos de violencia familiar son Alturas del Sur, colonia Benito Juárez, Adolfo López Mateos, colonia Centro y la Lázaro Cárdenas. Jenny del Rincón sostuvo que esta problemática en muchos casos tiene que ver con el ingreso del hogar, detonado a su vez por temas de alcoholismo y drogadicción.

“La información se tiene, se sabe dónde está concentrada; hasta en qué horarios y días. Esa información es con la que la autoridad tiene que actuar”, manifestó.

Ricardo Jenny del Rincón reprochó que las autoridades estatales en muchas ocasiones se deslinden de sus responsabilidades en temas de seguridad adjudicando que son de orden federal, tal como se desprende de la violencia producto del narcotráfico; no obstante, se posicionó sobre delitos que son exclusivos y de carácter estatal los cuales tienen que atenderse de fondo, como es el caso de la violencia familiar que va en aumento en la entidad, externó.

“El estado no debe de estar dependiendo de la federación; y si estamos dependiendo de ellos, entonces a nuestras autoridades locales les toca hacer un llamado para que la federación le meta más recursos para fortalecer las instituciones de seguridad. Nosotros como sociedad hemos estado haciendo ese llamado, ahí está nuestro pronunciamiento en días recientes en contra de que el proyecto de Presupuesto de Egresos 2021 no asignó recursos al programa de Fortaseg. Las excusas salen sobrando”, declaró.

En general, cabe destacar el Estudio sobre Seguridad y Justicia en el Estado de Sinaloa 2020 contempló el primer semestre de este año analizando 6 delitos que se cometen con regularidad en el estado: feminicidio, homicidio doloso, homicidio culposo, robo de vehículo, robo a casa y violencia familiar.

Entre las conclusiones más interesantes que arrojó el documento es que el Covid-19 le pegó a la incidencia delictiva, es decir, disminuyó durante el confinamiento; no obstante, en cuanto se relajaron las medidas inmediatamente se reactivó esta incidencia delictiva y con fuerza, sostienen.

A su vez, la actual pandemia impactó fuerte en el sistema de justicia penal, ya que el estudio arroja que la actividad judicial bajó un 20 por ciento respecto al primer semestre del año pasado. Es decir que el acceso a la justicia durante estos meses se vio limitado

Por otro lado, informaron que la circulación de armas ilegales en el estado ha aumentado, esto se explica porque 7 de 10 delitos cometidos en Sinaloa se cometen con armas de fuego. Por este motivo, los problemas de inseguridad se mantienen en los mismos municipios y las mismas colonias que el año pasado, es decir que de un año para otro las estrategias de las instituciones de seguridad no se fortalecieron.  

En Sinaloa los primeros seis meses de 2020 se tuvieron incrementos en robo a casa 64 por ciento, homicidio culposo 13 por ciento y violencia familiar 9 por ciento. En sentido contrario se dieron reducciones en robo a banco 52 por ciento, narcomenudeo 46 por ciento, feminicidio 35 por ciento, robo vehículo 26 por ciento, secuestro 14 por ciento, violación 7 por ciento, lesiones dolosas 7 por ciento y homicidio doloso 4 por ciento, todos en comparación al mismo periodo de 2019.

“En cuanto a feminicidio, es bien importante comentar que la violencia y brutalidad con la que se cometieron los feminicidio este 2020, es mucho más fuerte que los casos del año pasado. Disminuyó la cantidad pero aumentó el nivel de violencia significativamente”, manifestó Jenny del Rincón.

El Consejo Estatal de Seguridad Pública enfatizó que estos resultados son compartidos a las autoridades y con la ciudadanía con el fin de tomarse mejore decisiones.

Si deseas disponer del estudio completo de Ciudadanos Evaluando, el CESP dispone de un Whatsapp oficial para quien desee recibir este documento: 6674 144536.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo