Seguridad

Renato Ocampo, el defensor de los policías reprobados en Control y Confianza

Cambió los parámetros de evaluación del examen de confianza de los policías, haciéndolos más ligeros y menos incisivos respecto a la relación de las corporaciones con grupos criminales. Hoy dos policías municipales están siendo juzgados por desaparición forzada y estar al servicio del crimen.

En Sinaloa se cambiaron los parámetros de evaluación de los policías, el responsable fue Renato Ocampo Alcántar, Secretario del Sistema Estatal de Seguridad Pública, quien consideró injusto que se les cuestionara sus relaciones con grupos criminales para atender la seguridad pública.

Los números de personas calificadas cambiaron de forma drástica. Para 2017 la situación era contraria, por cada 10 policías, al menos 6 estaban reprobados en control y confianza, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Después de las modificaciones, el resultado fue contrario, ahora 3 de cada 10 policías están reprobados por razones distintas, como el peso o situaciones psicoemocionales.

“Hemos logrado cambiar esa situación y a partir de esos cambios que nos permitieron a nivel nacional reevaluar a nuestros policías, y no solo que nos permitieran reevaluar, sino que nos permitieron evaluarlos con recursos federales”, dijo.

Dije, a ver, en Sinaloa se está evaluando mal y estoy seguro de que en todos los estados es así, entonces necesito que me permitan con dineros federales que los municipios puedan reevaluar a sus policías, porque en esas condiciones vas a tener que correr y es una injusticia social”.

Hoy también hay dos policías municipales, de nombre Gilberto y Evaristo, siendo señalados por desaparición forzada y trabajar a las órdenes de grupos criminales.

La organización civil “Causa en Común” ha explicado que la evaluación de control y confianza es un requisito para el ingreso, la promoción y la permanencia de todos los integrantes de las Instituciones Policiales.

“Es un proceso que tiene por objeto reconocer habilidades, destrezas, actitudes, conocimientos generales y específicos para desempeñar sus funciones; así como identificar los factores de riesgo que interfieran, repercutan o pongan en peligro el desempeño de las funciones policiales”, señaló en el estudio Grupos de enfoque con evaluadores de Control y Confianza.

Esta evaluación se debe aplicar en un periodo de dos días y tiene una vigencia de tres años. Esta se compone de cinco fases:

  • Toxicología: Tiene el objetivo de detectar algún consumo de drogas ilegales.
  • Psicología: Su finalidad es identificar si el elemento cuenta con las características de personalidad y las capacidades requeridas, así como las áreas de riesgo conductuales derivadas de la naturaleza de la función.
  • Poligrafía: Su objetivo es fortalecer los niveles de confiabilidad y seguridad, mediante la identificación de conductas, principios y valores. En teoría, se aplica de forma diferenciada de acuerdo al nivel jerárquico y de riesgo detectado en la función.
  • Medicina: Es una historia clínica que se centra en la detección de patologías que se vinculen directamente con las actividades que desempeñe el policía.
  • Investigación socioeconómica: Se realiza mediante distintas fuentes de los ámbitos familiar, escolar, laboral, social, económico, financiero, de vivienda, patrimonial, así como jurídico y administrativo. Se fortalece mediante visitas de campo y solicitud de referencias en cualquier ámbito.

En este sentido, tanto la Federación, como los Estados y los Municipios, deben establecer centros de evaluación de control de confianza, indicó la organización.

Este análisis se aplicó conforme lo que establece la Ley General de Seguridad Pública.

¿Qué dice la Ley?

Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública:

Artículo 88.- La permanencia es el resultado del cumplimiento constante de los requisitos establecidos en la presente Ley para continuar en el servicio activo de las Instituciones Policiales. Son requisitos de ingreso y permanencia en las Instituciones Policiales, los siguientes:

B. De permanencia:

VI.   Aprobar los procesos de evaluación de control de confianza.

Por ese tipo de evaluaciones se encontró que había un alto índice de policías no aptos para mantenerse en las corporaciones, fue así que la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa, al mando de Cristóbal Castañeda Camarillo, comenzó a dar de baja a un número importante de elementos.

Solo en 2018 fueron 200 elementos estatales despedidos.

Las policías peor evaluadas eran la Policía de Investigación, la Policía Estatal y la Policía Municipal de Culiacán.

A esto último, el Alcalde Jesús Estrada Ferreiro ha reconocido la problemática en más de una ocasión.

Sin embargo, las evaluaciones han cambiado y ahora los policías tienen exámenes menos rigurosos, lo que ha provocado un incremento de aprobaciones.

Aunque no solo es el método, sino la forma, aclaró Ocampo Alcántar, antes de las modificaciones solo se encargaba una persona de revisar los resultados y ahora es un equipo interdisciplinario que opina quién aprueba y quién no.

Fue de esa manera, explicó el Secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, que encontraron fallas consideradas de origen por falta de capacitación.

“Ha provocado… en serio, traemos a nuestros policías que antes todo mundo decía que eran unos rateros porque todos habían reprobado y cómo no, el 75 por ciento de nuestros policías tienen más de 42 años”, dijo.

“Quiere decir que nuestros policías tenían 32 años cuando les empezaron a aplicar el examen de control y confianza, si en promedio nuestros policías entran de 22 años, tenían 10 años trabajando sin capacitación, muchos le modificaron el nivel de secundaria a preparatoria, no tenían lo necesario y todavía vienen y le aplican un examen de control y confianza mal aplicado, mal diseñado, mal calibrado, cómo no van a tronar”.

Ocampo Alcántar presumió este rediseño de las evaluaciones antes de la detención de policías municipales de Culiacán por el delito de desaparición forzada de personas y trabajar con el crimen organizado, pero cuando lo hizo aseguraba que los nuevos estándares son bien vistos por el Centro Nacional de Evaluación de Control y Confianza, y que otros estados buscan replicarlo en sus corporaciones.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas