Derechos Humanos

Irma Edith estuvo 8 años desaparecida entre fosas comunes

Ahora el Ministerio Público confirmó la sospecha de Ingrid y también el desorden administrativo que hay sobre las personas no identificadas enterradas en fosas comunes.

El Servicio Médico Forense en Sinaloa confirmó lo que Ingrid Macías creía sobre el paradero de su hermana Irma Edith: estuvo enterrada en una fosa clandestina desde hace 8 años.

El 28 de octubre de este año se realizó una exhumación en el panteón 21 de marzo, un sector popular al sur de la ciudad de Culiacán, donde hay donde están enterrados 695 cadáveres de personas no identificadas.

Ahí, en medio de una fila larga de cruces en las que se leen códigos de carpetas de expedientes de investigación se colocó una cinta amarilla por peritos y demás personal de la Fiscalía General de Sinaloa y fuera de ella aguardaba María Isabel Cruz Bernal.

-Aquí puede haber muchos de nuestros desaparecidos.

La creencia de la fundadora del colectivo Sabuesos Guerreras, conformado por más de 200 familias que buscan a personas desaparecidas en Sinaloa, es posible. De las 695 personas enterradas ahí, 620 no tienen un expediente completo, solo fueron fotografiados, echados en bolsas y enterrados con una etiqueta que indica el número de su carpeta de investigación, el mismo código que se lee en esas cruces, pero no hubo registro genético o cualquier otro dato que facilitara su identificación y reconocimiento.

Esas personas que yacen ahí son las evidencias de la crisis forense reconocida por la Fiscalía de Sinaloa. Hay otras 512 dentro de la morgue del Servicio Médico Forense y 10 más hechos huesos guardados en un repositorio llamado osteoteca.

Lea también: Los panteones están repletos de personas sin nombre

Ahí estuvo Ingrid Macías, quien busca a su hermana Irma Edith desde el 1 de abril de 2012, cuando fue desaparecida. Ella fue quien pidió que se abriera la fosa común donde están los restos de una de esas personas no identificadas.

El Ministerio Público ya había desenterrado un cuerpo en 2013 para analilzarlo, pero aquella vez se equivocó de cadáver y el resultado fue negativo, que los restos pertenecían a un hombre.

Ingrid Macías cree que fue una equivocación al momento de corroborar los números de expediente.

“Al momento de revisión de casos se dan cuenta de que la confronta que habían hecho la hicieron con la del hombre, no con la de la mujer, entonces yo que no quiero seguir buscando en el vacío, en la nada, vamos a empezar de nuevo, que se saque el cuerpo ese, que se le hagan las pruebas correspondientes y yo estar segura que ella no es mi hermana o que si es mi hermana que ya nos la entreguen porque ya hemos estado sufriendo en la ausencia de ella”, dijo Ingrid mientras sostenía la ficha de su hermana mayor.

Ingrid es parte del colectivo Sabuesos Guerreras, que en la última reunión con fiscales logró el reconocimiento de la crisis forense y con ello la aceptación a realizar acciones de búsqueda de índole forense, como esta exhumación.

Ahora el Ministerio Público confirmó la sospecha de Ingrid y también el desorden administrativo que hay sobre las personas no identificadas enterradas en fosas comunes.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas