Bienestar

Fatiga post Covid; el síntoma que persigue a los recuperados

A medida que ha ido avanzando la pandemia y los estudios clínicos sobre el Covid 19, se ha encontrado evidencia del amplio espectro de síntomas y complicaciones en personas recuperadas.

Aunque se trata de consecuencias menos agudas, no dejan de ser preocupantes, ya que alteran el ritmo de vida de las personas a mediano y largo plazo, una de ellas es la fatiga post viral.

Este cuadro se caracteriza por una sensación general de cansancio o agotamiento, especialmente asociadas a algunas infecciones virales. Sin embargo, en el caso de los pacientes afectados por Covid-19, este cansancio puede alterar la funcionalidad y persistir durante semanas.

 La Dra. Solange Rivera, médico y miembro de la Unidad del dolor de la Universidad de Chile, asegura que los síntomas pueden persistir en más del 70% de la población a las 3 a 4 semanas de haber tenido Covid y luego este porcentaje va disminuyendo a lo largo de las semanas. Algunos estudios europeos han mostrado que luego de 2 meses, un 50% de los pacientes pueden persistir con fatiga”. La especialista explica que si bien el perfil del segmento más afectado no está claro, los síntomas pueden ocurrir independientemente de la gravedad  o de si el paciente requirió o no hospitalización.

La fatiga es una respuesta normal del cuerpo a la lucha contra una infección viral como el COVID-19. Puede alterar el sueño, sentirse inestable al estar de pie, así como afectar su capacidad de concentración y memoria. Asimismo, este cuadro puede acompañarse de dolor de garganta, migraña y dolor muscular o articular inexplicable.

Es importante recordar que el COVID-19 afecta de manera diferente a distintas personas. Su impacto posterior no siempre refleja la gravedad de la enfermedad. Una persona no tiene que haber sido hospitalizada para experimentar fatiga u otros síntomas persistentes. 

LO DIJO:

 “Cuando las personas comienzan a sentirse mejor, es tentador querer participar más plenamente en el trabajo, el ocio y las actividades sociales. Pero en los pacientes que están experimentando fatiga post COVID-19, es crucial que se realice de manera lenta y progresiva. Es bueno comenzar con cierto grado de actividad, pero ésta debe ser fraccionada, lenta e incrementarse gradualmente, según la tolerancia física. Para algunas personas, puede ser necesario un programa de rehabilitación que le ayude a recuperar la funcionalidad”.

Dra. Solange Rivera.

La fatiga post Covid es una consecuencia derivada de esta padecimiento que aún se encuentra siendo estudiada, por lo que se recomienda a las personas que han padecido Covid-19 regresar lentamente a su rutina y no subestimar el problema de cansancio inexplicable que seguramente traerá consigo la recuperación.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas