Corrupción

Auditoría, Quirino y Fiscalía Anticorrupción se retractan de acusación contra Villarreal

Este es el caso más importante sobre corrupción en la Administración en Sinaloa en tribunales, por la suma de dinero involucrada y la evidencia de los mecanismos que usó con Mario López Valdez para desviar fondos. Sin embargo, también es el reconocimiento expreso del rechazo a combatirla.

Emma Guadalupe Félix Rivera envió un documento con carácter de urgencia a la Fiscalía Anticorrupción. Se lee: no subsisten elementos para fincar responsabilidad resarcitoria… Con esto se da pie a un nuevo capítulo en el caso de desvíos por más de 260 millones de pesos en la Secretaría de Administración y Finanzas.

La Auditora Superior del Estado se retractó de su acusación contra Armando Villarreal Ibarra

En ese expediente, la Auditora Superior del Estado involucra a Armando Villarreal Ibarra, ex Secretario de Administración y Finanzas de Mario López Valdez, así como al ex director de la Tesorería estatal Ernesto Herrera Félix y a José Carlos López Ramírez, ex director de caja general.

Este es el caso más importante sobre corrupción en la Administración en Sinaloa en tribunales, por la suma de dinero involucrada y la evidencia de los mecanismos que usó con Mario López Valdez para desviar fondos. Sin embargo, también es el reconocimiento expreso del rechazo a combatirla.

El documento que envió la auditoría Superior del Estado a la Fiscalía Anticorrupción se hizo después de que la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas, a cargo de  Guadalupe Yan Rubio, elaboró un dictamen por un proceso de revisión, en el que no encontró ningún daño a la hacienda pública.

La Secretaria de Transparencia y Rendición de Cuentas no revisó todos los documentos donde se documentaron los desvíos de la Secretaría de Administración y Finanzas

Ese dictamen se le dio a Villarreal Ibarra y este lo presentó a la Auditoría Superior del Estado como prueba a su favor.

En este dictamen, al cual ESPEJO tuvo acceso, se lee que la la Secretaría de Transparencia no pudo revisar la totalidad de las 113 transferencias de dinero efectuadas de las partidas federales etiquetadas a las estatales, y que del universo que sí pudo revisar, hay un gran número de ellas que carecen de documentación y de justificación y sustento alguno, pero que, no obstante, de un análisis aleatorio se puede razonablemente concluir que no hay desvíos.

Es decir, la Secretaría de Transparencia no revisó todos los documentos que debió analizar por orden de la Auditoría Superior del Estado en la observación 355 de la auditoría financiera y de desempeño 007/2017, pero concluyó que no había tal daño señalado en esta.

La Auditoría, por su parte, aceptó ese argumento y determinó que Villarreal Ibarra y los otros dos acusados tuvieron la razón en todo momento, por lo que no había daño y no hay necesidad de repararlo.

Fue así que tres años después de haber denunciado el desvío de 260 millones por dos delitos, el de Desempeño Irregular de la Función Pública y Ejercicio Indebido del Servicio Público, la Auditoría se retracta.

Reyna Angulo Valenzuela, Fiscal Especial para el combate a la Corrupción, aceptó el dictamen de la Auditoría Superior del Estado.

La Fiscalía Anticorrupción dio por hecho lo mismo que el organismo encargado de fiscalizar los procesos y manejos del dinero público en Sinaloa, y envió una nueva acusación a los tribunales, desistiéndose del delito de Desempeño Irregular de la Función Pública.

De esta manera, Villarreal Ibarra, Herrera Félix y López Ramírez podrían ser juzgados por un solo delito, el de Ejercicio Indebido del Servicio Público, que tiene una pena de prisión de tres meses a dos años.

Pero el quedarse con un solo delito les abrirá la puerta a otro posible recurso, el de poder pedir una suspensión condicional del proceso, una figura jurídica que permite evitar la cárcel, siempre y cuando se haga una reparación integral del daño. En este caso la posibilidad es que se pague una multa menor y se ofrezca una disculpa pública, pues ya no deberán pagar nada.

El tribunal fijó el 1 de diciembre de 2020 la fecha para la audiencia en la que la Fiscalía presentará ese documento para que la jueza a cargo lo analice y dé un nuevo veredicto.

El 1 de diciembre de 2020 se buscará eliminar un delito en el caso de desvíos en la Secretaría de Administración y Finanzas

Para ello, la jueza Sara Bruna Quiñónez Estrada ya adelantó que será la juzgadora a cargo, advirtiendo que ese dictamen no tiene ninguna implicación penal, solo administrativa.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo