Sociedad

Periodistas instalan tendedero del acoso en Palacio de Gobierno

Por lo menos cinco mujeres que trabajan en dependencias del estado se acercaron para informar que han sufrido acoso u hostigamiento por parte de compañeros o superiores, pero se rehusaron a asistir por miedo a represalias en relación a sus trabajos.

Reporteras de diversos medios de comunicación de Culiacán acompañadas por Priscila Salas del colectivo No se Metan con Nuestras Hijas acudieron al Palacio de Gobierno a instalar un tendedero del acoso.

La convocatoria fue dirigida particularmente a periodistas, comunicadoras, fotógrafas, así como a trabajadoras de comunicación social de dependencias e instituciones gubernamentales para denunciar de manera anónima presuntos casos acoso por colegas, jefes o funcionarios públicos.

La activista Priscila Salas explicó que el acoso y el hostigamiento sexual son delitos tipificados en el Código Penal. Mientras que en el ámbito laboral, informó, son muy difíciles de probar por lo que este tipo de ejercicios  donde se señala una denuncia anónima son importantes para comenzarse a ventilar.

“Las conductas son a veces muy sutiles y suceden de una manera cotidiana o causal en momentos de trabajo. Estos pueden ser un tocamiento inadecuado, una broma erótica, una insinuación; y como nosotras no lo estamos esperando, obviamente no recabamos pruebas para armar casos”, comentó.

“Si no tienen un protocolo para prevenir y erradicar el acoso y el hostigamiento sexual en sus instancias, lo comiencen a elaborar, si no saben cómo, que pidan ayuda, para eso estamos nosotras y que comiencen a atender este tipo de situaciones”, añadió.

Entre las acusaciones también se pudo apreciar señalamientos a diputados que ofrecen salidas a ranchos o cenas a cambio de supuestas conveniencias.

Jazmín Ballesteros reportera de El Sol de Sinaloa aseguró que por lo menos cinco mujeres que trabajan en dependencias del estado se acercaron con ellas para informar que han sufrido acoso u hostigamiento por parte de compañeros o superiores, pero que se rehusaron a asistir por miedo a represalias en relación a sus trabajos.

En cuánto a si le darán seguimiento a esta convocatoria o si articularían un movimiento de mujeres periodistas, comentó que sería lo indicado; sin embargo admitipo que es difícil de realizarse por el miedo de muchas de ellas.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo