Corrupción

Citan a Raúl Carrillo y Morayma Yaseen por caso ‘Colchongate’

Su presencia ante el juez será necesaria para saber cómo sucedieron las cosas, si Carlos Baltazar Castro Olivas era el único involucrado y qué sucedió los 2.9 millones de pesos que costaron los colchones podridos.

Raúl Carrillo Castaños y Morayma Yaseen Campomanes deberán comparecer ante un juez como testigos por el caso ‘Colchongate’.

Tanto el ex Secretario de Desarrollo Social, como subsecretaria de Planeación Económica de la Secretaría de Economía en Sinaloa fueron llamados por los abogados de Carlos Baltazar Castro Olivas, el único implicado en la compra de colchones podridos en octubre de 2018.

Morayma Yaseen. FOTO: Sedeco Sinaloa.

Esos colchones debían entregarse a las personas damnificadas por las inundaciones provocadas por la tormenta 19-E, la cual afectó Sinaloa los días 19 y 20 de septiembre de ese año.

Sin embargo, estaban en mal estado. Algunos con manchas de sangre, otros con cabellos, pesados y mojados.

Carrillo Castaños acusó a Carlos Baltazar Castro Olivas como el responsable, pues era el coordinador administrativo de la Secretaría en ese entonces.

Además, según dijo el ex Secretario, debía hacerse cargo de las compras para las personas afectadas.

La Fiscalía Anticorrupción llevó el caso ante los tribunales por los delitos de negociaciones ilícitas y peculado, pero después de dos semanas de juicio no ha podido comprobar que Castro Olivas se benefició en las compras.

Lo único comprobable es que sabía de la condición de los colchones.

Castro Olivas dijo como defensa que todo el proceso de compra fue de conocimiento por Carrillo Castaños y de Yaseen Campomanes, pues ambos formaban parte de un comité especial de acción para atender la emergencia.

La Fiscalía Anticorrupción los anunció como parte de 22 testigos, pero entre todos estos dos eran clave, pero conforme pasaron los días se desistió de ambos.

Caso contrario con la defensa, que estableció como necesaria su presencia ante el juez para declarar cómo sucedieron las cosas, si Carlos era el único involucrado y qué sucedió con el dinero.

De acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción, el daño asciende a 2.9 millones de pesos, el monto pagado y comprobado con facturas.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo