Tema de hoy

Sin Carnaval ni romería Guadalupana, Sinaloa en la batalla final contra la Covid-19

Hoy es la salud y la vida humana lo que prevalece como oportunidad para sobrevivir y poder estar en muchos carnavales próximos.

Con las suspensiones de las festividades de la Virgen de Guadalupe y la celebración de la edición 2021 del Carnaval de Mazatlán cobra forma la jornada de prevención de posibles repuntes del coronavirus en Sinaloa en tanto llega la vacuna contra la enfermedad que amenaza con continuar al menos hasta el primer trimestre del nuevo año y retomar picos de contagios durante el invierno que está por iniciar.

Mientras las autoridades empiezan a hacer los correcto y empatan las acciones asumidas con otras que eviten aglomeraciones que provocan las infecciones de la Covid-19, debe empezar a armarse la mentalidad ciudadana del cuidado en lo personal y familiar tomando en cuenta la dramática experiencia que dejan diez meses de pandemia en Sinaloa con 24 mil 285 casos ocurridos y 3 mil 595 decesos hasta el día de ayer.

Las autoridades y la Iglesia Católica han sincronizado estrategias para contener el culto masivo a La Guadalupana y hacer que desde cada hogar se le realice la jornada de adoración que es una de las tradiciones más importantes en México. Todo indica que la comunidad lo ha entendido y al asumir las indicaciones comprende también lo fundamental que resulta el aislamiento como método para eludir la aún fuerte ola endémica.

En lo que respecta al Carnaval de Mazatlán, los habitantes de este municipio les obsequian una lección vital a las autoridades al pronunciarse en mayoría abrumadora por la cancelación de la fiesta que para los mazatlecos significa la catarsis de quemar las adversidades y recobrar desde las cenizas las fortalezas para los siguientes retos. Hoy es la salud y la vida humana lo que prevalece como oportunidad para sobrevivir y poder estar en muchos carnavales próximos.

Los ciudadanos han decidido contribuir en lo que le es posible para la lucha contra el virus SARS-CoV-2 y ahora los gobiernos estatal y municipales deberán hacer lo que les corresponde para evitar que las conmemoraciones de Navidad y Año Nuevo transcurran sin complicar la actual emergencia sanitaria. Ojalá que entiendan que por encima del negocio, del consumo y la relajación de las normas está la encrucijada de detener la pandemia.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas