Bienestar

Cuida de tus dientes, son la principal víctima de tus excesos de fin de año

Es recomendable mantener una rutina de cuidado dental adecuada durante estas fechas.

Las cenas, los dulces navideños, las bebidas tradicionales, el alcohol y el tabaco pueden ser uno de los ingredientes más comunes en las cenas navideñas familiares, aunque pienses que unas son más saludables que otras, todos son muy dañinos para tus dientes.

Aunque no seamos del todo conscientes, seguramente nuestros dientes sean de los más perjudicados, ya que los alimentos y bebidas que consumimos tradicionalmente en estas fechas, son los que más dañan nuestra dentadura, aumentando la placa bacteriana, el esmalte y favoreciendo la aparición de caries y manchas en los dientes.

Se trata de alimentos y sustancias que, si se consumen de forma moderada, no deberían dañar el de tus dientes ni provocar ningún daño más significativo, pero que, en fin de año al ingerirlos y consumirlos en excesivamente, pueden resultar muy perjudiciales.

Dulces y Postres

El consumo de dulces y otros platillos y ricos en azúcar, como los postres, hacen que la probabilidad de aparición de caries y la sensibilidad dental se multipliquen considerablemente.

Alcohol

Ya sea cerveza, whisky, vodka, ron o tequila son sumamente dañinos para la dentadura y aunque se tenga una idea contraria es el vino tinto, más que el blanco, el mayor motivo de la aparición de las manchas.

Refrescos

Son perjudiciales principalmente por su estado. Es decir, al ser líquidos con alta cantidad generalmente de azúcares y ácidos, este estado físico condiciona a la hora de integrarse al diente, ya que aprovecha la porosidad del esmalte consiguiendo entrar con más facilidad.

Café y té

Aunque son recurrentes en estas fechas por su calidez, pueden llegar a amarillear los dientes.

Tabaco

dispara y esto puede dar lugar a la aparición de manchas en la dentadura y graves daños en el esmalte por la nicotina.

Pero no sólo son estos los alimentos y sustancias los únicos responsables de nuestros problemas bucales. Y es que, con el revuelo de las navidades se relaja la atención, se alteran los horarios y con ellos las rutinas, como el mantenimiento de una adecuada higiene dental, lo que hace que los dientes sufran más de lo habitual.

Si ya cometiste el error de abusar de estos productos es recomendable mantener una rutina de cuidado dental adecuada durante estas fechas e ir agentando una cita con el odontólogo para después de Año Nuevo.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo