Derechos Humanos

Mayra ha sido encontrada asesinada

La encontraron un año y 10 meses después de que fue desaparecida. Una persona llamó a la policía para avisar sobre un posible accidente. Las autoridades locales se trasladaron pero no encontraron más que escombros, basura y restos de dos personas asesinadas.

Mayra Guadalupe Millán Castro fue desaparecida en Culiacán el 15 de febrero de 2019. Un año y 8 meses después fue encontrada asesinada.

Su cuerpo lo hallaron tirado este 29 de diciembre, en un paraje donde se amontona basura junto a la carretera México 15, cerca de la comunidad de Terreros, en Salvador Alvarado.

Una persona anónima llamó a la policía para avisar sobre un posible accidente. Las autoridades locales se trasladaron pero no encontraron más que escombros y basura.

Siguieron buscando pistas y descartar una falsa alarma hasta que hallaron ropa de mujer rasgada y después los restos de dos personas. Por las vestiduras se sospechó de un hombre y una mujer. Fue difícil reconocerles, ya los animales carroñeros habían desecho parte de los restos, según documentó el diario El Debate.

Sin embargo, había sobre de estos pistas de sus identidades. Eran credenciales y otras pertenencias, entre ella la bolsa que usó Mayra la última vez que fue vista.

La Fiscalía Especial para atención a Desapariciones Forzadas documentó el caso y al hacer un reconocimiento superficial de la ropa y pertenencias coincidió con las de Mayra, la mujer que ha sido extrañada y buscada por su familia durante todo este tiempo.

Marisol, su hermana, tocó distintas puertas para interponer denuncia un día después de la desaparición. No pudo quedarse esperando, tuvo un ataque de ansiedad ¿Qué se debía hacer después?, se preguntó. Pensó en fichas de búsqueda, pero la persona que le atendió le dijo que no era una menor de edad, que no se debía hacer para evitar peligro de extorsión.

“Fue recomendación por parte de la Fiscalía que no se hiciera una ficha de búsqueda ni que se buscara en medios, porque supuestamente eso podía provocar que gente se aprovechara y pudiera llamar por secuestro, intimidar a la familia o buscar provecho con la noticia, eso es lo que recomiendan siempre cuando vas y pones la denuncia”, recordó Marisol el 13 de febrero de 2020 en entrevista para ESPEJO.

La respuesta no le convenció, no confió en la persona que le atendió, por eso hizo una ficha que sirvió como presión a la Fiscalía General, que 20 días después de que se abrió el expediente elaboró otra que se difundió por redes sociales. Ya había dos fichas de búsqueda y nadie daba razón de ella.

Marisol se convirtió en una auditora de la Fiscalía, se unió al colectivo Sabuesos Guerreras, que busca a personas desaparecidas, y aprendió a leer expedientes, a cuestionar a los fiscales que llevan el caso y a investigar de forma independiente.

De no haberlo hecho, no sabría que ese expediente cuenta con decenas de entrevistas sin una línea de investigación concreta.

“Sabemos de su última ubicación, que es la Ciénega de Casal (Salvador Alvarado), solamente eso, pero no tenemos nada, ni siquiera una búsqueda por la misma Fiscalía o por los mismos agentes investigadores”, señaló.

-¿Cómo sabes de la ubicación?

“Por las geolocalizaciones del celular”.

-¿Están en la carpeta?

“Ellos lo solicitaron y están integradas en la carpeta. Se tiene la última ubicación, se tienen las geolocalizaciones y no ha habido una búsqueda para ella”.

Marisol solicitó búsquedas acompañada del colectivo Sabuesos Guerreras ante la Fiscalía General del Estado y la Comisión Estatal de Búsqueda, pero no se tuvo éxito.

“Nosotros no queremos saber por qué sucedió o quiénes fueron, nada más queremos que nos regresen a Mayra”, dijo.

“Nos encontramos ante tres niños menores de edad que no tienen conciencia de lo que está pasando, ellos todos los días esperan a su mamá. Me encuentro ante presencia de la mamá de Mayra, que todos los días llora, que todos los días hace una publicación, que todos los días reza, que todos los días pide para que Mayra regrese”.

Mayra tuvo tres hijos que la esperaron. Tuvo hermanas y una madre que no saben cómo explicarles que fue desaparecida y luego asesinada.

“Nos encontramos con tanta impunidad de parte de las instituciones, lamentablemente destruidos, lamentablemente nos encontramos con incertidumbre total y constante”, señala.

En el camino, se encontraron con dificultades legales, como la tutoría de los niños y las escuelas. 

Supieron que podían recurrir a figuras jurídicas, como una declaratoria de ausencia, algo similar a declararla sin vida.

“Fue desaparecida forzosamente, es una desaparición forzada, una desaparecida sin búsqueda de parte de las autoridades”, expresó.

-¿Por qué dices que es desaparición forzada?

“Porque en el Estado solo buscan a las que se van de manera voluntaria, ella sí, la conozco y yo sé que la desaparición de ella es por la delincuencia que hay en el Estado y fue forzada porque ella no hubiese querido estar alejada de sus hijos y de su familia”.

Los restos fueron analizados por la Fiscalía General y se le identificó. Marisol y su familia se juraron encontrarla, llevarla con sus hijos y sucedió, no como esperaban ni como querían. Juraron que de encontrarla muerta incendiarían todo, pero antes de que suceda deben despedirla y encontrar la manera de decirle a los tres niños sobre la muerte de su madre.

Mayra fue asesinada.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas