Tema de hoy

Buenos candidatos, el antídoto contra el desprestigio de los partidos

Los partidos que entiendan las nuevas reglas y raciocinios para acceder a cargos de gobierno (que ponen por encima la idoneidad de los candidatos y desechan el viejo esquema de cuotas, cuates y chantajes) recibirán sin duda el respaldo de electores.

Según lo que se percibe en ciudadanos una y otra vez engañados por el proselitismo demagógico, en la elección del 6 de junio podrían pesar más los mejores perfiles y buena imagen de los candidatos que la influencia que los partidos tengan sobre los votantes, debido a que la desconfianza en las siglas electorales necesita el contrapeso de mujeres y hombres que inspiren fe por lo que proponen y sus hojas de vida que avalan la palabra que empeñan.

La mentirocracia ha causado daños irreparables en la confianza de ciudadanos que en cada proceso comicial son bombardeados de frases, eslóganes, rostros empáticos y saludos fingidos que detrás esconden la intención de llegar a los cargos de gobierno para el beneficio personal o tribal que traiciona precisamente lo que a la gente se le ofreció.

De ser cierta la estrategia del Partido Revolucionario Institucional para presentar candidaturas de catadura ciudadana, donde importe más la vocación de servicio y la aptitud de gestión a favor de la sociedad, entonces la esencia de la política se traducirá, tal como debe ser, en servidores públicos y representantes populares preocupados y ocupados en atender a sinaloenses que saben ser recíprocos con quienes honran las oportunidades que reciben.

El PRI, por ejemplo, ha adelantado que en esa búsqueda de ciudadanos comprometidos con la comunidad les propondría que encabecen candidaturas para diputados federales a Sergio Esquer Peiro, Víctor Godoy Angulo y Eleno Flores, este último integrante del Partido del Trabajo que es reconocido por el vínculo permanente con los sectores de Guasave. El mismo modelo más ciudadanizado que partidista se aplicaría al definir a los aspirantes a alcaldes.

Los partidos que entiendan las nuevas reglas y raciocinios para acceder a cargos de gobierno (que ponen por encima la idoneidad de los candidatos y desechan el viejo esquema de cuotas, cuates y chantajes) recibirán sin duda el respaldo de electores cuya premisa es la misma con la cual han intentado construir durante décadas un sistema público en el que las instituciones estén a cargo de los más capaces y honestos. Los que no lo hicieran así que aprendan a enfrentar las consecuencias.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas