Economía

Caen 50% los empeños durante la pandemia

El negocio de las casas de empeño consiste en apoyar a las personas a salir de situaciones económicas difíciles.

“Esperábamos una avalancha de clientes cuando se abriera de nuevo, pero eso no ha sucedido”, expresa Alejandro Álvarez, director de Maxilana Casa de Empeño, en referencia a la situación durante el confinamiento.

Tomando como base la misión de Maxilana, ‘Ayudar a las personas a salir del apuro’, y la situación económica actual, era de suponerse que la meta de préstamos de la empresa sería superada por mucho este año. Sin embargo ha ocurrido lo contrario. En un año normal, comenta el empresario sinaloense que sus metas en préstamos se cumplen al 95%, incluso al 100%.

“Al aparecer la pandemia, reducirse la movilidad, y cerrar centros comerciales y el centro de las ciudades, los préstamos bajaron a la mitad”. La recuperación ha sido lenta, lo que atribuye a una característica que, gracias a su experiencia, reconoce en sus clientes: “son cautelosos de no encharcarse de más”, afirma.

Conforme avanzó el año y la reactivación económica, los préstamos fueron incrementándose, pero lentamente. De esta forma, el empresario estima cerrar el año con un cumplimiento del 75% de la meta en préstamos, la principal de las dos vertientes del negocio con el 70% de los movimientos de la empresa.

La segunda, con el 30% de los ingresos, es la venta de productos no recuperados por los clientes ya sea en punto de venta, subastas presenciales o virtuales, e internet. Este último canal, la venta virtual, ha recibido un impulso en estos últimos meses, como sucedió en muchos giros. “Lo que hicimos fue acelerar procesos que ya estábamos preparando, como la funcionalidad de la página de internet para que el cliente pudiera revisar saldos y hacer pagos”.

“La venta web comenzó a detonar, principalmente a través de perfiles de Facebook”, y agrega que el uso de las herramientas tecnológicas será de gran relevancia para mantener un mayor contacto con sus clientes, tales como el desarrollo de aplicaciones, así como profesionalizar las ventas por ese medio.

“Veo un 2021 complicado para las ventas; probablemente se incremente la cartera vencida, por lo que la clave es ser conservador en cuanto a las expectativas, y muy cuidadoso en cuanto al crecimiento”, puntualiza.

DATOS DUROS

Préstamo promedio: $2,000
Porcentaje de recuperación de prendas empeñadas: 80%
Tiempo de financiamiento: 2 meses

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas