Tema de hoy

#RenunciaGatell: ¿salvar a la 4T o rescatar la buena salud pública?

López-Gatell no sólo debe ser eficiente sino fundamentalmente parecerlo frente a la comunidad nacional que lo observa desde el cansancio y la desesperación.

Se comienza a gestar la petición nacional estructurada para que Hugo López-Gatell renuncie a la coordinación de las medidas contra el coronavirus en México, mismas que realiza en calidad de Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud federal, debido al supuesto manejo desafortunado de la pandemia y la consiguiente pérdida de credibilidad para convocar a la población y personal médico a continuar con las acciones de prevención.

En sentido contrario a esa solicitud ciudadana, el presidente Andrés Manuel López Obrador defiende el trabajo de su zar anticoronavirus y considera positivos también los resultados que tiene México en la actual emergencia sanitaria, poniéndose el mandatario federal en el polo opuesto de la polémica que día a día gana terreno en la conversación pública.

El problema es que López Obrador está confundiendo como opositores a su régimen a organizaciones y ciudadanos que consideran que hay vidas por salvar aun cuando la rectificación de la estrategia mexicana contra el virus SARS CoV-2 sea tardía. Cree que hacer cambios a estas alturas en la cúpula que maneja la contingencia le significaría una derrota política, sin valorar la factibilidad de corregir para bien del país.

El caso es que López-Gatell no sólo debe ser eficiente sino fundamentalmente parecerlo frente a la comunidad nacional que lo observa desde el cansancio y la desesperación. En la gran responsabilidad de contener la pandemia ha saltado una y otra vez al ring político y las imágenes divulgadas recientemente que lo muestran en situación de asueto desmotivaron a personal médico que continúa en los hospitales peleando cara a cara contra la enfermedad Covid-19.

Al presidente no se le está pidiendo que renuncie él o que rehaga desde cero el programa de prevención y atención de contagios del coronavirus; lo que se le plantea es que valore el desempeño de un funcionario público en razón de resultados que están a la vista de quien los quiera ver, con la Ciudad de México en alerta máxima y rebrotes que amenazan complicar en los estados los avances registrados. Y la verdad es que Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud dejó de ser facilitador de diálogos, acuerdos y soluciones al asumir el rol que haría cualquier político quedabien al rasgarse las vestiduras por la Cuarta Transformación, en lugar de rifárselo todo por la buena salud pública.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas